Bloody Sunday, fecha clave en la historia de Irlanda

Bloody Sunday

El conocido como Bloody Sunday, desgraciadamente, será difícil de dejar atrás, sobre todo en Irlanda del Norte. Pese a los años transcurridos desde el incidente, la ciudad de Derry no puede olvidar los sucesos ocurridos el domingo 30 de enero de 1972. Canciones, películas y murales hacen que los recuerdos vuelvan a la vida, como una sombra acechante a todo color. El barrio del Bogside guarda en sus calles muchos elementos que homenajean a los caídos en el Bloody Sunday. Memoriales, museos y sobre todo murales, no permiten que la historia caiga en el olvido, pues todo pueblo que olvida su pasado está condenado a repetirlo.

Ocurrió un domingo 30 de enero de 1972. El Bloody Sunday (Domingo Sangriento) fue un incidente en el que quince mil personas se manifestaban pacíficamente por el Bogside en favor de los Derechos Civiles de Irlanda del Norte, protestando por el internment (la encarcelación sin juicio de gente irlandesa, predominantemente católica sólo por ser sospechosos de pertenecer al IRA). Organizados por Ivan Cooper, la marcha pedía que no llevaran entre rejas a la gente, al menos no sin pruebas presentadas en un juicio justo.

El Gobierno Británico respondió mandando un regimiento de paracaidistas a controlar la situación tras unas barricadas. Cuando un pequeño grupo de manifestantes, apartados del núcleo principal, comenzaron a lanzar piedras contra alguna de ellas, los soldados respondieron con gas, agua a presión y balas. Los resultados fueron catorce muertos, entre ellos varios niños, y más de treinta heridos.

Bloody Sunday

Aunque la lucha contra el IRA y muchos de los conflictos habían empezado años antes, el grupo terrorista era aún una organización muy débil y pequeña. En todo caso, el Domingo Sangriento impulsó la posición y aumentó el número de reclutamientos de la banda. Su recuerdo nubla un poco otras muchas acciones violentas de la historia de Irlanda del Norte, pero se diferencia en que fue llevada a cabo por el Gobierno Británico y no por paramilitares.

El grupo irlandés U2 le ha dedicado una canción que podéis disfrutar aquí, mezclada con escenas de la película que fue rodada recreando los hechos.

Para obtener más información sobre la película dirigida en 2002 por Paul Greengrass, podéis visitar imdb.com.

Imprimir

Categorias: Historia de Irlanda, Londonderry


Deja tu comentario