Birr, la fortaleza de Offaly

Castillo de Birr

Para aquellos que os encante la astronomía, los jardines y los edificios georgianos, hoy os recomendamos la ciudad de Birr, en el condado de Offaly. De todas maneras, pensándolo mejor, todos aquellos que os acerquéis hasta aquí, os merecéis sin duda un rato de paz y tranquilidad contemplando el castillo de la ciudad. Un par de horas serían suficientes para contemplar la zona. A menos que os fascine la arquitecura georgiana, que no os veo mucho por la labor, ¿no?.

Birr es una pintoresca ciudad, con su típico mercadillo y su paisaje urbano. Conserva perfectamente unos maravillosos edificios georgianos, además de un castillo que parece sacado de un cuento de hadas. Precisamente, aquí entran los amantes de la astronomía. En el castillo se encuentra el famoso e histórico telescopio Leviatán, el más grande del mundo en su época. Pero eso sí, desgraciadamente, el castillo no está abierto al público.

El centro histórico de Birr ha sido considerado Patrimonio Histórico Nacional. Aunque quizás una de las mayores curiosidades de la ciudad, y por lo que la recuerdan los irlandeses, es porque en muchas ocasiones ha tenido en invierno las temperaturas más bajas de todo el país.

Birr es, en sí mismo, el típico pueblo irlandés. Y esto es en realidad lo que lo hace tan atractivo, especialmente porque no se ha modernizado en exceso. Tomar un paseo por su estrecha calle principal, con sus pequeñas tiendas, observando el monumento a los Mártires de Manchester en la plaza central. Desde aquí podéis echar un vistazo a un antiguo cañón ruso, recuerdo de la Guerra de Crimea.

Pero la atracción más interesante de Birr puede ser su castillo, aén en manos privadas, y que no permite su visita interior completamente. Para algunos por fuera pueda ser algo feo, pero nada más entrar a su patio, se nos olvidará esta apreciación. Allí, una exposición del castillo nos informa de su historia, y nos habla de astronomía.

Y es que el 3º Conde de Rosse, que vivió en el castillo, era tan aficionado a las estrellas que se construyó para sí mismo el telescopio más grande del mundo en aquella época. El conocido como Leviatán desde 1840, ha sido restaurado en los últimos años, y es uno de los monumentos científicos más interesantes de Irlanda. Realmente, es un poco difícil de manejar.

El resto que podemos visitar son los jardines, con sus estatuas, sus muestras de cetrería, sus paseos en coches de caballo y el invernadero victoriano, además de varios árboles grandes. Desde el río del jardín se tiene una de las vistas más maravillosas del castillo. Aquí sí parece que ha sido sacado de un cuento de hadas.

Tags: , , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top