Cork, la capital gastronomica de Irlanda

Comida de Cork

Cork es la tercer ciudad de Irlanda, tras Dublín y Belfast, y sin duda es la capital cultural del país. Sin embargo, en los últimos años ha sabido impulsar diversas áreas para convertirse en un centro de referencia de diversas variedades. Una de ellas, y puede que la más importante, es la gastronomía. En Cork no sólo han sabido mantener viva la tradición de los fogones, sino que también han impulsado alguno de los restaurantes más modernos de la isla y ha visto nacer a destacados cocineros. Aquí te dejamos algunos sugerencias que puedes poner en práctica durante tu estancia en Cork.

Una de las sagas de chefs más importantes es la de la familia Allen, que a principios de los 80 iniciaron su particular misión por educar el paladar de los irlandeses a través de programas televisivos, libros gastronómicos y conferencias. Un ejemplo de los que pedricaban puede apreciarse en Ballymaloe House, un hotel-restaurante ubicado en una casa georgiana del siglo XVI de las afueras de la ciudad, y el Ballymaloe Cookery School, una de las escuelas gastronómicas de mayor reputación de todo el país.

La base de cualquier cocina es disponer de alimentos de gran calidad. En Cork pueden adquirirse en el English Market, uno de los mercados más importantes de Irlanda y una visita obligada para todos aquellos que visitan la ciudad. El actual edificio, cubierto, data de finales del siglo XVIII y está ubicado en el centro de Cork, en el cruce de Princess Street y Patrick Street. Además de adquirir productos existen cantidad de locales en la zona que permiten degustar la comida tradicional del condado.

Uno de los más recomendables es la cafetería Farmgate, que dispone de una coqueta terraza con vistas al mercado en la que degustar exquisitos platos tradicionales como las ostras, el cordero o una amplia variedad de quesos autóctonos. Eso sí vale más ser previsores y reservar mesa con antelación para no tener que sufrir las grandes colas que suelen generarse.

Hoy en día son numerosos los alimentos que se ponen a la venta en el English Market, pero no ocurrió lo mismo a mediados del siglo XIX, cuando la Isla Verde padeció una hambruna que dejó marcada a su población para los años venideros. Quizás es por eso que hayan fundado el Museo de la Mantequilla, un alimento que dio fama mundial a Cork siglos atrás. En el centro se realiza un paseo por la historia del producto lácteo, sus diversas variedades y las numerosas utilidades que se le han dado a lo largo de la historia.

Foto Vía Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Cork


Deja tu comentario