Las gangas de Saint George’s Market, en Belfast

Saint George's Market

Uno de los lugares que merece la pena visitar cuando se está en Belfast es el mercado de Saint George. Tiene una gran tradición vendedora y cuenta con una particularidad muy especial, ya que tan sólo abre dos días a la semana. El viernes es el día dedicado a las gangas. Se celebra entonces el denominado mercado de las pulgas, donde se puede encontrar de todo. Gramófonos, piezas de algún aparato que se haya quedado antiguo, ropa, objetos de decoración,… Eso sí ir preparados para regatear, porque es el modo de comprar que impera entre los puestos.

Si os defendéis con el inglés podréis entablar conversación con algunos personajes que resultan de lo más variopinto. Hay personas que ya llevan medio siglo acudiendo puntualmente todos los viernes al mercado para poner a la venta sus objetos y son miles las historias que os pueden contar. En todo el Reino Unido tienen una gran tradición por la compra y venta de objetos de segunda mano, por lo que os podéis hacer con auténticas joyas por apenas unas cuantas libras. Lo complicado es salir del mercado con las manos vacías.

El sábado el mercado se transforma para acoger a los agricultores de la zona y todo tipo de productores. Es el día en el que la venta está dedicada a los productos locales. Se pueden encontrar puestos especializados en diferentes tipos de aceitunas, panes, quesos, carne, chocolate, … Aún así, la cosa se ha ido modernizando y globalizando en los últimos años y cada vez son más las exquisiteces gastronómicas que puedan adquirirse en Saint George’s Market, como son ingredientes propios de la cocina libanesa o, incluso, española.

El mercado fue construido entre los años 1890 y 1896, y se trata de la última instalación de estas características cubierta y de la época victoriana que queda en la región. Aún así, para presentar el aspecto que tiene hoy en día ha tenido que ser sometido a importantes trabajos de restauración. Su horario de apertura es viernes y sábados, desde las 8 de la mañana hasta la 2 de la tarde. En Navidad y determinadas fechas especiales abre a diario, pero lo hace con otro tipo de puestos.

Al margen de Saint George’s market, una vez en Belfast merece la pena acercarse hasta el Black Market de Black Box. Cuenta con puestos de artesanía, en los que los artistas locales exponen sus creaciones. Además tiene una sección muy peculiar, ya que son muchos los coleccionistas de cámaras de fotos que, después de años y años acumulándolas, optan por venderlas, normalmente por apenas unas libras.

Foto Vía Flickr

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top