Las peculiaridads del tiempo en Irlanda

Lluvia en Irlanda

A la hora de viajar a un país nuevo una de las cosas en las que primero nos fijamos es el tiempo que hace. En el caso de acudir a Irlanda, al igual que ocurre en el Reino Unido, lo primero que pensamos es en que hay que llevarse un paraguas y un chubasquero, porque siempre llueve. No siempre es así, en ocasiones hay suerte y nos podemos encontrar con varios días en los que luce el sol y no se ve una gota de lluvia en el suelo.

El clima de Irlanda es templado, aunque significativamente más caliente que casi todos los otros lugares localizados en una latitud similar, como Polonia o Terranova, debido a la influencia de la corriente del Atlántico Norte. El viento usualmente se desplaza desde el suroeste hacia el noreste, rompiendo en las montañas de la costa occidental. Debido a esto, las lluvias son un componente esencial de la vida en esta región de Irlanda.

Y es que aunque no lo parezca no llueve igual en todas las zonas de Irlanda. En la Isla Valentia, el poblado más occidental de Europa, en la costa Atlántica y perteneciente al condado de Kerry, se recibe casi el doble de lluvia que en Dublín, ubicada en el este del país. Y como os decíamos no siempre llueve igual. La mayor parte de las lluvias se concentran durante los meses que van desde septiembre a enero.

Por lo que se refiere a la temperatura los peores meses para visitar Irlanda serían enero y febrero, ya que son los más fríos, con una temperatura promedia que oscila entre los 4 y los 7 °C . Julio y agosto son los más tibios, con promedios entre 14 y 16 °C, y por lo tanto los mejores para visitar la Isla Esmeralda. Como veis no son muy grandes las diferencias entre una y otra época del año, ya que Irlanda se caracteriza por unos inviernos suaves y unos veranos frescos.

Si lo que se quiere es aprovechar al máximo las horas de sol la cosa cambia, ya que cuando más hay son los de mayo y junio, recibiendo entre 5 y 7 horas por día. Eso sí, da igual la época del año que sea, porque la nubosidad suele ser frecuente en el cielo irlandés, dejando poco espacio para los rayos del sol.

Además, el clima más húmedo se da en las zonas montañosas, como los condados de Kerry, Galway y Donegal. El más seco tiene lugar en la costa este, menos montañosa, como Dublín y Kildare.

Foto Vía Flickr

Tags: , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top