El Castillo Shane y las Torres Irlandesas en Antrim

El Castillo Shane

¿Hoy vamos de paseo por la ciudad de Antrim? Bueno dale, pero ¿Qué conocemos de este lugar?, ¿acaso vamos a viajar hasta allí y no saber qué poder hacer? No, no lo creo. Tendríamos que llevar con nosotros mínimamente una guía la cual nos indique para dónde ir y cuáles son los sitios más recomendados según las fuentes, en este caso el blog en el que nos encontramos, que trata puntualmente sobre Irlanda.

Perfecto, comencemos entonces sin demorarnos más a buscar cómo vamos a divertirnos una vez que estemos allí. Pero quisiera primero saber un poquito de historia sobre Antrim para luego si, meternos en tema y poder excavar sobre excursiones posibles.

Del irlandés Aontroim que significa “Granja Solitaria“, la ciudad de Antrim está ubicada al noreste de Irlanda del Norte próxima a la rivera del río Six Mile Water y a millas del lago Neagh. Podríamos decir que la misma cuenta con cantidades de castillos históricos, los cuales si es que vamos a visitarlos se encuentran en los alrededores de High Street. Imposible no sentirse conquistado con sus encantos.

Luego de realizar esta pequeña introducción, pasaremos a comentar sobre dos de los lugares más vistosos dentro de Antrim para que no se los pierdan de conocer.

Considerado como el castillo más viejo y grande de Irlanda del Norte, a la altura de las ruinas nos encontramos con el Castillo Shane. Sitio perteneciente a la familia O’Neills desde 1345 y dueños de Ulster por miles de años, este imponente espacio muestra la tumba de Shane en uno de los patios que se ingresa por medio de uno de los pasadizos subterráneos. Asimismo, luego del gran incendio producido en 1816, han quedado parte de algunos muros originales y piezas del cañón del año 1790. Pinturas y bibliotecas se han perdido por completo.

Por otra parte, tenemos como opción visitar las Torres Irlandesas, las cuales poseen un estilo medieval realizado con piedras de Irlanda y Escocia. Según cuentan las leyendas, el motivo de su construcción fue utilizarse como refugios o campanarios. Sus vistas dan hacia el umbral de diversas iglesias. Midiendo de 18 a 40 metros de altura, estas majestuosas torres presentan escaleras en su interior y ventanas, donde desde allí podremos observar el hermoso paisaje que nos brinda Antrim.

Es de suma importancia que ambas visitas puedan realizarlas ya que, si bien es verdad que aún queda mucho por conocer de Antrim, estos dos sitios que os comenté, serán de su agrado en todo sentido. Quedarán satisfechos y se alegrarán de haber vivido esta experiencia que traté de traducirles por medio de palabras.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Viajar por Irlanda


Comentarios (1)

  1. ROCIO dice:

    HOLA, RECIBI MI PRIMER CORREO SOBRE IRLANDA,Y ME ENCANTO,
    AGRADEZCO MUCHO LOS ARTICULOS,YA QUE SIEMPRE ME HA DESPERTADO MUCHO INTERES LA CULTURA CELTA.
    SALUDOS

Deja tu comentario