Los dioses y orígenes celtas de Irlanda

Aengus

En anteriores ocasiones os hemos hablado de cómo antiguamente los irlandeses se valían de la mitología para explicar prácticamente todo. Desde sus propios orígenes a fenómenos meteorológicos como la aparición del arco iris. Hoy vamos a centrarnos, precisamente, en sus inicios, ya que en parte recuerdan a los de la antigua Grecia, con la existencia de todopoderosos dioses que tenían en sus manos el devenir de los pobres mortales.

Se sabe de su existencia gracias a varios, no muchos, libros que han llegado hasta nuestros días y que son, básicamente, una colección de historias mitológicas en las que unos y otros personajes se van entremezclando. Lebor Gabála Érenn es una pseudo-historia de Irlanda, siguiendo los ancestros de los irlandeses hasta Noah.

Narra una serie de invasiones de Irlanda por una sucesión de gentes, la quinta de las cuales fueron los conocidos Tuatha Dé Danann (Gentes de Diosa Danu), de los que se creía que habían habitado la isla antes de la llegada de los galos. Plantaron cara a sus enemigos, los fomorianos, liderados por Balor del Ojo Malvado. Balor fue finalmente matado por Lug Lámfada (Lug del Brazo Largo) en la segunda batalla de Magh Tuireadh. Con la llegada de los galos, los Tuatha Dé Danann se retiraron bajo tierra para convertirse en las gentes hadas del posterior mito y leyenda.

En la Edad Media los Tuatha Dé Danann no eran considerados tanto como dioses sino como la población mágica cambiante de forma de una Irlanda anterior de la Edad de Oro. Existen textos que los presentan como reyes y héroes del lejano pasado, pero otros los califican como deidades. Incluso después de ser sustituidos como gobernadores de Irlanda, personajes como Lugh, el Mórrígan, Aengus y Manannan aparecen en historias sucedidas cientos de años más tarde, revelando su inmortalidad.

A esta época pertenece Brigid, hija de Dagda y una Tuatha Dé Danann, y casada con Bres de los Fomorianos. Se la considera una clásica diosa triple céltica, en este caso del fuego. Ériu, hija de Ernmas de los Tuatha Dé Danann, era la matrona epónima diosa de Irlanda. Su marido era Mac Gréine (hijo del sol) y su nombre sirvió para denominar al país.

Por últimos, tenemos a los aos sí (gentes de los túmulos, gentes de paz), que son lo que han quedado de las deidades, espíritus de la naturaleza o los ancestros venerados por los escotos antes de la introducción del cristianismo. Algunos teósofos y cristianos celtas se refieren a ellos como ángeles caídos.

Foto Vía Zrim

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Historia de Irlanda


Deja tu comentario