Changelings, hijos deformes de las hadas

Bebés de las hadas

Hoy vamos a hablar de los changelings, o “niños cambiados”, unos duendes relacionados directamente con la maternidad. Más concretamente se trata de los bebés que tienen las hadas que, en ocasiones, tienen dificultades durante el parto y acaban siendo criaturas deformes o raquíticas. Eso hace que sean de los duendes que más recelo causan entre los mortales que se encuentran con ellos, por su aspecto.

Los niños, especialmente, son los que menos simpatías les tienen y normalmente sus madres tienen problemas para mantenerlos, porque no pueden hacerlos pasar por criaturas comunes. Por ello, desde edad muy temprana tratan de cambiarlos por niños sanos del mundo mortal. Esta acción es la que se conoce como un “cambiado”, y de ahí viene el nombre de estos seres. Cualquier niño que no haya sido bautizado o que sea demasiado admirado por la gente que le rodea corre el riesgo de ser intercambiado.

Cambiado de niño

Los changelings suelen ir cambiando de temperamento según crecen. De bebé suelen ser alegres y agradables, por lo que las familias que lo reciben no se dan cuenta del cambio. Con el paso de los años se van tornando más insoportables profiriendo aullidos y chillidos a lo largo de las horas de vigilia. Los sonidos que emiten, con frecuencia, trascienden los límites de la resistencia mortal.

Un changeling puede ser de tres tipos: los niños reales de hadas; hadas seniles que se disfrazan como los niños, u objetos inanimados, como los pedazos de madera que toman el aspecto de un niño a través de la magia de hadas. Este último tipo se conoce como una ‘acción’. Todos los changelings tienen aspectos físicos comunes como una fruncida y arrugada piel amarilla y sus ojos son muy oscuros, revelando una sabiduría más antigua que sus años de apariencia.

Luego hay varias variables de deformidades, que suelen pasar por una espalda torcida, ser cojos o malformaciones en las manos. Cuando de pequeños llegan a los hogares humanos, transcurridas un par de semanas, presentan una dentadura completa, piernas muy delgadas y manos que se curvan y que están cubiertas por un cabello lanoso de color claro. Además, una vez que un changeling entra en una casa toda la buena suerte huye y suelen pasar penurias económicas.

Changelings

Un rasgo positivo es que presentan buenas actitudes para la música y, a medida que comienzan a crecer, comienzan a aprender el uso de los instrumentos musicales. Cuentan que un changeling llegó a hacer famoso en la localidad de Boho, en el condado de Fermanagh, por sus habilidades musicales.

Lee más sobre:

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top