Los fantasmas de los castillos irlandeses

castillo de McMahon

Los castillos y las leyendas sobre fantasmas son dos elementos muy propios y característicos de Irlanda.

Son muchos los castillos que tienen capítulos sangrientos y oscuros en su historia, lo que suele derivar en que se desaten las habladurías y se relacionen con fallecidos que vagan por entre sus muros haciendo pasar un mal rato a todo aquel que osa alterar su tranquilidad.

En el post de hoy vamos a hacer un repaso por alguna de estas historias más curiosas. Ya os avisamos que son muchas, así que algunas quedarán para más adelante.

El castillo McMahon, en Clare, tiene una habitación cerrada en la que se encuentra un espíritu tan maligno que nadie que haya echado un vistazo dentro ha sobrevivido para contarlo. La última vez que las piedras que cierran la cámara se abrieron fue a finales de los años 20.

Al parecer un exorcista entró en la cámara para liberar a la terrible criatura que lo habitaba. Lo encontraron a la mañana siguiente muerto entre las ruinas del gran salón. La autopsia determinó que un fallo cardíaco como la causa de su muerte y ninguno de los que vieron su cadáver pudo olvidar el semblante de absoluto terror dibujado en su rostro.

El castillo de Skyrne, en Meath. Se ubica cerca de la antigua colina de Tara, donde se han desenterrado muchos esqueletos. Skyrne fue construido por un caballero normando en el siglo XII y parece estar habitado por varios espectros, entre otros el de una monja y una figura alta con capa y su perro.

Pero es el espíritu de una mujer vestida de blanco el que da más notoriedad a Skyrne. Se cree que se trata del fantasma de Lilith Palmerston, quien fue asesinada por Phelim Sellers en el siglo XVIII. Comentan que sus aterradores chillidos todavía resuenan en la oscuridad de la noche.

El castillo de Killua , en Westmeath es la residencia de la familia del gran Lawrence de Arabia y se cree que está embrujado por el administrador de la finca, Jacky Dalton. Nadie sabe por qué, pero su espíritu excéntrico ha aterrorizado a varios visitantes nocturnos del castillo.

La residencia fue abandonada hace mucho tiempo tras recibir muchas quejas sobre extraños ruidos y movimientos durante la noche. Hasta la fecha se habla de un fantasma blanco que rodea las ruinas y una figura espantosa, de mirada maligna, que a veces se ve entre las paredes.

Foto Vía Rmcgervey

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Viajar por Irlanda


Deja tu comentario