Recorrer la Ruta de la Calzada

Puerto y castillo de Carrickfergus

Una excelente excusa para conocer las costas de Irlanda, así como algunas de sus mas bonitas ciudades y poblados, es recorrer la Ruta de la Calzada, uno de los mas celebres circuitos del país y de los mas espectaculares del mundo.

A lo largo de mas de 200 kms de carretera, podremos apreciar desde las mas celebres ciudades irlandesas, como Belfast, hasta estupendas vistas de los mas exuberantes panoramas de acantilados enfrentándose al airoso oleaje oceánico, o tal vez de algún sonrosado atardecer con que nos premie el camino, e incluso aun, de alguna solitaria y tranquila playa donde relajarnos un rato.

De los más bellos paisajes, custodiados por antiquísimos castillos, está repleto el camino, surcado siempre por diversas tonalidades de verde con que se visten las praderas.

Un punto de partida inequívoco es la activa ciudad de Belfast, desde donde, luego de visitar sus encantos, podremos tomar la Ruta Costera del Causeway y dirigirnos, mientras el lago Belfast nos regala con sus hermosas vistas, hacia nuestra primer parada: el parque Loughshore, en Newtownabbey, donde, además de disfrutar de un merecido descanso tanto nosotros como nuestro transporte, podremos avistar el nutrido flujo marítimo proveniente del puerto de Belfast.

Siguiendo nuestro rumbo, a tan solo 20 minutos de Belfast, nos toparemos con la ciudad de Carrickfergus, la cual, coronada desde el siglo XII por un gallardo castillo normando, nos ofrecerá buenos servicios de alojamiento y gastronomía, al igual que buenas opciones de ocio, como la visita a su museo local o a la iglesia de San Nicolás, además de algún paseo por el puerto deportivo o la imperdible visita al castillo de Carrickfergus.

Castillo Glenarm

Prosiguiendo hasta Larne, nos cruzaremos de camino con Kilrot, ciudad que fuera residencia del afamado creador de los Viajes de Gulliver, Jonathan Swift. Una vez en Larne podremos desplazarnos hacia algunas de las nueve cañadas del condado de Atrim, mas conocidas como los Glens of Antrim. También podremos recorrer la península de Islandmagee, que se extiende paralela a la costa desde Carrickfergus hasta Larne. Allí, cercano a Portmuck, se encuentra el acantilado Gobins, un excelente lugar para avistar miles de aves acuáticas.

En esta zona también se hace inevitable de visitar Glenno, donde, entre esplendidos paisajes enmarcados por cuatro cañadas, podremos disfrutar de sus típicos pubs y de un ambiente tradicional imperdible.

Tanto en Ballygalley como en Glenarm seguiremos apreciando maravillosas vistas proporcionadas por los valles de las Glens of Atrim. Además, en Glenarm, podremos disfrutar de un bonito castillo al igual que de un parque forestal, ambos con el mismo nombre del pueblo. Y no se prive de dar una vuelta por por sus calles, pues lo mas seguro es que encuentre alguna sesión callejera de música tradicional.

Por aquí tomaremos un buen descanso para asimilar todas las experiencias que habremos obtenido en el camino, al igual que reponer fuerzas para reemprenderlo en el próximo artículo sobre La Ruta de la Calzada, y seguir disfrutando así de todas las sorpresas que nos reserva este genial circuito…

Foto Vía: sirdavethebrave

Foto Vía 2: rowan826

Tags: , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top