Langostinos a la dublinesa, exquisitez irlandesa

Langostinos a la dublinesa

Veréis que la gran mayoría de los habitantes de Irlanda, se alimentan de manera saludable y sin grandes excesos de calorías. Por tal motivo, estamos en condiciones de afirmar que la gastronomía en Irlanda dispone de platos típicos elaborados a base de alimentos sencillos, con ingredientes como verduras, patatas, carnes, mantequilla y pescados, lo que hace que cualquier turista se sienta a gusto comiendo allí.

En lo que respecta a las carnes, pues vale señalar que presentan un exquisito sabor a causa de los pastos en los que se alimentan el ganado. Algunos ejemplos para que podáis deleitar son el jamón asado al horno, el estofado de ternera con cerveza irlandesa, las chuletas de cordero con crema o bien, el faisán relleno con castañas.

Ahora bien, en lo que refiere a pescados, se presenta una maravillosa receta de fácil preparación. Se trata de los langostinos a la dublinesa, un clásico plato elaborado mayormente en los restaurantes de Dublín, acompañado por lo general con una rica cerveza. Lo que vais a precisar para su preparación son langostinos, leche, harina, cerveza y huevo.

Ingredientes:

  • 12 langostinos frescos
  • 1 huevo
  • 150 ml de leche
  • 250 gramos de harina
  • 150 ml de cerveza
  • Aceite para fritar
  • 2 cucharaditas de harina condimentada con una pizca de sal y pimienta

Preparación:

– Lo primero que debéis realizar es extraer la piel, la cabeza y el hilo intestinal de cada langostino, dejando únicamente la cola. Lavar bien bajo agua fría y dejarlos a un lado.

– Mientras tanto, tamizar la harina con un colador (cuanto más fino sea mejor).

– Batir el huevo y la leche. A continuación, incorporar de a poco la harina tamizada hasta lograr formar una pasta suave, sin grumos.

– Espesar con la cerveza y dejar descansar durante 30 minutos aproximadamente.

– Tomar los langostinos y rebozarlos en harina condimentada con sal y pimienta, y zambullir cada ejemplar en la pasta preparada unos pocos segundos.

– Encender una sartén con aceite para fritar a fuego fuerte y comenzar a sumergir cada langostino en ella. Quitarlos cuando estén doraditos y pasarlos por papel escurridor.

– Servir adornados con rodajas de limón y perejil picado. Recuerda acompañarlos con una rica cerveza irlandesa.

Foto: tomates verdes fritos

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Gastronomia Irlandesa


Deja tu comentario