Viaje a Cork, guía de turismo

Cork

En el sur de Irlanda reina la ciudad de Cork, un destino que en los últimos años ha pasado a ser de los más visitados del país, desde que en el 2005 fuera elegida Capital Europea de la Cultura. A poco más de 250 kilómetros de Dublín, bulle una ciudad de gran ambiente, especialmente estudiantil, con numerosas iglesias y edificios victorianos.

Cork es una ciudad tradicional, con bares de música celta en directo, pequeños cafés y el río Lee mostrando su detalle pintoresco. Las casitas de colores que a lomos de una calle empinada bajan hasta el puerto es uno de los paseos más agradables que se pueden hacer.

¿Sabíais que a Cork se la conoce como la ciudad de la mantequilla? Pues sí, desde el siglo XVIII la vienen exportando a todo el mundo. Museos, iglesias, callejuelas empedradas, mucho ambiente… Cork es la segunda ciudad más importante de Irlanda y un lujo que hoy la podamos descubrir.

DE TURISMO EN CORK

– Iglesia de Santa Ana

Construida en 1772 y situada en el barrio de Shandon, es un templo muy llamativo, tanto por su ladrillo rojo como por la imponente torre, a la que podemos subir y, además de tener unas vistas magníficas, tocar sus ocho campanas, que pesan cada una seis toneladas. Hoy en día también se repican cuando, en cualquier parte del mundo, se casa algún descendiente de la familia McOsterich, quienes financiaron la construcción de la torre.

Más información: Iglesia de Santa Ana en Cork

– Catedral de San Finbar

Preciosa y elegante catedral anglicana situada en el centro histórico de Cork. Consagrada en 1870, fue diseñada por William Burges en el mismo lugar en el que ya existía un viejo templo del siglo VII. Su estilo gótico francés nos recuerda a las antiguas catedrales medievales europeas. Fijaros en la maravilla de su fachada, con gárgolas, estatuas y otras escenas de la Biblia. Una de esas estatuas es la del Ángel de Oro, del que cuenta la leyenda que soplará su cuerno cuando se acerque el fin del mundo.

Más información: Catedral de San Finbar en Cork

– Cárcel de Cork

Situada en la zona alta de la ciudad, al fondo de una serie de calles empinadas y a veinte minutos al oeste del centro histórico, la visita guiada que podemos hacer a la Cork City Gaol, o Cárcel de Cork, resulta de los más interesante y curiosa. Fue construida a principios del siglo XIX, y en el siglo XX llegó a ser incluso cárcel de mujeres. Con una audioguía se nos va explicando su historia. Alberga también el Museo de la Radio, lo que hace que aumente el interés de la visita.

– Huguenot Quarter

El barrio de los hugonotes, situado alrededor de la French Church Street. Barrio histórico al que vinieron a vivir en los siglos XVII y XVIII los hugonotes franceses que huían de la persecución religiosa. Es un barrio con encanto, de estrechas callejuelas llenas de bares, restaurantes, cafeterías y tiendas, por las que pasear será un verdadero placer.

Casas de colores en Cork

– Destilería Old Middleton

Si conocéis el whisky Jameson, esta destilería es uno de los centros de visitantes en donde os explicarán todo el proceso de elaboración. Las visitas guiadas e incluyen una degustación de whisky Jameson, o algún otro whisky irlandés. Eso sí, se halla a unos 18 kilómetros al este de la ciudad. No tiene pérdida si seguís la Cork Waterford Road.

– Galería de Arte Crawford

Esta galería de arte es ideal para conocer algo más del arte contemporáneo irlandés, especialmente de los siglos XIX y XX. Está situada en la Cork Custom House, construida en el siglo XVIII, y además alberga diferentes exposiciones temporales. No es una galería demasiado grande, pero sí muy interesante para hacernos una idea del arte irlandés.

Castillo de Blarney

– Museo de la Mantequilla

Como ciudad de la mantequilla desde el siglo XVIII, este museo nos hará un pequeño repaso por la historia de este producto, formas de elaboración, exportación, etc… Además, como no podía ser menos, tendremos la posibilidad de degustar algunas de las mantequillas que se realizan en Cork.

Más información: Museo de la Mantequilla en Cork

EXCURSIONES EN CORK

La principal excursión que tenemos que hacer desde Cork es al célebre Castillo de Blarney, situado a unos diez kilómetros al noroeste. Construido en el siglo XIII, allí se halla la piedra de Blarney que, si la besáis, recibiréis el don de la elocuencia. Otro punto a visitar sería Kinsale, situado a 25 kilómetros al sur de Cork, un delicioso pueblo portuario con sus casitas de colores y su ambiente tradicional.

A las afueras de Cork hay otro castillo, el Castillo de Blackrock, más pequeño que el de Blarney, pero muy interesante. Un poco más al oeste, a unos cuarenta kilómetros, se sitúa la ciudad de Macroom, que también cuenta con otro hermoso castillo.

INFORMACIÓN PRÁCTICA PARA VIAJAR A CORK

CLIMA

Su cercanía con la costa hace que el clima de Cork sea suave y moderado. No cuenta con temperaturas realmente extremas, ya que en invierno díficilmente bajará de los cero grados, y en verano no se suelen superar los 25. Eso sí, las lluvias son constantes durante todo el año, predominando en invierno especialmente, y con al menos diez días de lluvias en julio y agosto.

COMPRAS

Hay algunas calles que se consideran imprescindibles para ir de compras en Cork, como Patrick’s Street, Oliver Plunkett Street, Paul Street, North Main Street, Merchants Quay y Grand Parade. Allí tenéis tiendas de todo tipo, especialmente souvenirs. Cork también cuenta con mercadillos tradicionales, como el English Market, con productos locales, como mantequila.

Más información: Ir de compras en Cork

GASTRONOMÍA

Como ciudad costera, en Cork hay muy buenos restaurantes de pescados frescos y mariscos. Además, no hay que perderse los excelentes quesos de Gubbeen y Durrus, o acercarse a sus mercadillos locales. Tampoco hay que olvidar que Kinsale  es, según los propios irlandeses, uno de los rincones donde mejor se come del país. Para acompañar una buena pinta de Guiness, y para concluir un whisky Jameson.

Más información: Cork, capital gastronómica de Irlanda

VIDA NOCTURNA

En Cork encontraréis muchos bares y pubs. Muchos de ellos ofrecen música tradicional irlandesa en directo. Al ser una ciudad universitaria y cultural hay mucho ambiente, además de contar con una serie de teatros, el edificio de la ópera, discotecas y restaurantes. Lo general es ir de pubs, disfrutando de una cerveza, un whiskey y oyendo algo de música en directo.

TRANSPORTES

Cork es una ciudad que se puede recorrer perfectamente a pie, o incluso en bicicleta (aunque hay muchas cuestas, ojo). Aún así cuenta con autobuses urbanos, que conectan el centro principalmente con los barrios de la periferia, la universidad, centros comerciales y otros lugares de interés. También tenemos taxis, y la posibilidad de alquilar un coche para hacer alguna excursión por los alrededores.

CÓMO LLEGAR A LA CIUDAD

Una manera fácil de llegar a Cork es a través de su Aeropuerto Internacional, situado ocho kilómetros al sur de la ciudad. Hay autobuses y taxis (al precio de 15 euros aproximadamente) que conectan el centro con el aeródromo. También se puede llegar a Cork en autobús desde Dublín o incluso Londres, además de coche (perfectamente señalizada), tren o incluso en ferry.

ALOJAMIENTOS EN CORK

Si necesitáis alojamiento, en este enlace podréis localizarlo y reservar: hoteles en Cork

ARTÍCULOS RELACIONADOS CON LA CIUDAD

Si queréis conocer un poco más sobre esta ciudad, os animo a seguir el siguiente enlace: Cork

Foto 1 Vía Vivir Para Ser Feliz
Foto 2 Vía Granollers TV

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cork, Viajar por Irlanda


Comentarios (2)

  1. Jamila dice:

    Hola,

    Te recomiendo los tours con guía muy baratos en Cork . Puedes tener información al mismo tiempo que tu visita.
    Puedes contactarme si necesita consejos sobre que hay a ver o visitir y cómo hacerlo.

    Un saludo

  2. Otra cosa que ver en Cork!

    Elizabeth Fort es una fortaleza en forma de estrella del siglo 17 que está situada fuera de la parte sur de la antigua ciudad amurallada. Su visita es gratuita y desde ella se pueden disfrutar de las fabulosas vistas de la ciudad de Cork. Tienen tours gratuitos diarios a las 13h, y éstos te ofrecen la oportunidad de conocer los principales eventos del fuerte y de la ciudad, y entender por qué y cómo se desarrollo desde la época de los Vikingos hasta la actualidad.
    Horario de apertura: Octubre a Mayo: Martes a Sábado de 10:00 a 17:00, Domingos de 12:00 a 17:00. Junio a Septiembre: Lunes a Sábado de 10:00 a 17:00, Domingos de 12:00 a 17:00
    Pagina web: http://www.elizabethfort.ie/

Deja tu comentario