Bacon con col, un ejemplo de la gastronomía de Irlanda

Bacon con col

En Irlanda es imposible aburrirse. A toda hora tenéis un monumento para ver, una iglesia que recorrer, un castillo para aventurarse o bien, un exquisito plato para probar. Y si se trata de la gastronomía irlandesa, os propongo que probéis en alguno de sus tantos restaurantes el famoso bacon con col (o bacon and cabbage).

El mismo está elaborado con bacon cocido o tocino ahumado (o curado), col cocida y algunas patatas. A nivel histórico, tal plato irlandés era conocido popularmente ya que sus ingredientes eran cultivados por gran parte de las familias del país y hoy en día se suele presentar con algún acompañamiento como salsa blanca (hecha con harina, mantequilla y leche) o salsa marrón.

Pues como dato adicional, os comento que si no tenéis en la nevera col, podéis sustituirla por nabos y si precisáis adquirir el tocino y os encontráis en Irlanda, pues solamente debéis acercaos a uno de los tantos mercados y solicitar el bacon “home- cured, lo que significa curado en casa. Éste se haya almacenado durante un largo período de tiempo en papel, por lo que es posible saborearlo más salado, con una textura dura y de color amarillento.

Ingredientes:

  • Una col verde
  • 2 dientes de ajo picados
  • 6 lonchas de bacon ahumado en finas tiras
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • 2 cucharadas soperas de salsa inglesa
  • 2 cucharadas soperas de mantequilla
  • 3 patatas
  • Sal
  • Pimienta

Preparación:

– Separar todas las hojas de la col, enrollarlas todas juntas haciendo un cilindro y cortarlas en julianas bien finas.

– En una cacerola con agua hirviendo cocinar por 10 minutos las patatas peladas y cortadas en rodajas.

– A continuación, tomar otra cacerola (o wok) y llevarla a fuego medio. Agregar un chorrito de aceite de oliva y saltear el bacon hasta que se observéis que está crujiente y dorado. Incorporar el ajo picado y justo antes de que comience a dorarse, echar la salsa inglesa, la col cortada, la mantequilla y salpimentar a gusto. Subir el fuego a máximo por unos 5 minutos y revolver constantemente para que todos los sabores se puedan unificar.

– Servir en un plato profundo añadiendo por encima de la preparación un chorrito más de aceite de oliva y si lo deseáis, perejil o ciboulette picado.

Foto: serious eats

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomia Irlandesa


Deja tu comentario