Sigue el sendero histórico de Kells

Sendero Historico de Kells

Irlanda tiene una larga relación con la religión cristiana y es uno de los países europeos más católicos. Todo se remonta a la época de la cristianización de los pueblos autóctonos que se llevó a cabo gracias a la labor sacrificada y constante de misioneros y abadías provenientes del continente.

Dentro del territorio irlandés Kells es uno de los sitios monásticos más importantes y valiosos. Kells significa “gran fuerte” y aquí San Colmcille estableció en el año 550 el primer asentameinto religioso.

Kells es un sitio realmente único, una ciudad que ya tiene alrededor de 1000 años y que como muestra de su pasado varias veces centenario guarda ruinas medievales y más antiguas todavía por todas partes. Por eso, la mejor forma de conocerlo es caminando, siguiendo el Sendero Histórico de Kells que propone la oficina de turismo local.

Esta caminata nos permite descubrir todos los tesoros históricos y culturales de Kells. Toca 14 puntos de interés, todos en y alrededor de la ciudad, y la caminata comienza a las puertas del edificio del ayuntamiento y la oficina de turismo.

El Sendero Histórico de Kells te lleva a las ruinas monásticas en primer lugar con sus cruces de piedra en el cementerio. Dos de estas enormes cruces datan del siglo VIII y la otra del siglo XII. La comunidad monástica se asentó en el 550, escapando de los raides de las tribus nórdicas, y en su iglesia se albergó alguna vez el famoso Libro de Kells.

Lo que queda de la muralla del siglo X es una torre sin techo con seis pisos y ventanas desde las que se avistaban posibles ataques vikingos. El camino también pasa por la Corte de Kells, un edificio de 1801, la Cruz del Mercado que data del siglo IX, una de las Altas Cruces de Kells que aún quedan en pie, y por el Puente Headfort, punto defensivo de importancia desde siempre.

La obligada disolución de los monasterios que llevó adelante Enrique VIII cuando rompió relaciones con la Iglesia Católica acabó con el asentamiento monástico de Kells y fue Cromwell quien entregó las tierras a particulares y así estas cayeron en manos inglesas. Hacer este camino es hacer un recorrido por todos los siglos de vida de Kells.

Foto: vía Meath

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top