Una visita a la ciudad de Leixlip

Castillo de Leixlip

Leixlip es una pequeña ciudad del noreste de Irlanda, situada en el condado de Kildare. Se trata de un destino con una interesante historia, y con muchos vestigios de su pasado para ofrecer a los visitantes. También cuenta con una vida moderna muy desarrollada y con eventos que reúnen a numerosos concurrentes.

Situada en la confluencia del río Liffey con el río Rye, ha sido un lugar de ubicación estratégica para funcionar como pueblo limítrofe entre diversas regiones a lo largo del tiempo. Actualmente, divide a la ciudad de Dublín del condado de Kildare, dentro del cual es la cuarta ciudad más grande.

El evento principal de Leixlip es el Festival del Salmón, hoy en día más conocido como el Festival de Leixlip. Cabe comentar en este punto que el nombre de la ciudad proviene de una voz del nórdico antiguo, “Lax Hlaup”, que significa “Salto del Salmón”. Este nombre se refiere a una caída de agua de 5 metros proveniente del río Liffey. Durante muchos años este fue un sitio ampliamente visitado, en particular por dublineses, hasta la construcción de una represa en 1945 que eliminó el salto de agua.

El festival, por su parte, ha cambiado de nombre pero continúa con su tradición. Iniciado en el año 1990, tiene lugar durante cada feriado bancario del mes de junio. En el marco de este festival se desarrollan numerosas actividades, incluyendo conciertos al aire libre, entretenimiento en vivo en pubs de la ciudad y un carnaval que recorre las calles de Leixlip.

Otra de las principales atracciones de la ciudad es su castillo, situado en lo alto de una roca en la confluencia de los ríos. Lleva el nombre de la localidad: Castillo de Leixlip, y destaca por ser uno de los edificios más antiguos de Irlanda que permaneció siempre habitado.

Las partes más antiguas aún en pie fueron edificadas en 1172, tras la Invasión Normanda, y sirvió de coto de caza para el Rey John durante el año 1185, durante su gobierno como Señor de Irlanda. A lo largo de su historia, no fue utilizado en muchas ocasiones como un edificio militar.

En las inmediaciones, no podemos dejar de mencionar a la Iglesia de Santa María, también situada en la confluencia de los ríos Liffey y Rye, construida en 1172 sobre las ruinas de una antigua iglesia. Destaca su torre, edificada en el siglo XII en estilo Normando, y declarada Monumento Nacional. Los historiadores presumen que fue construida de forma contemporánea al Castillo de Leixlip.

Pero este no es el único castillo de la ciudad: tampoco hay que dejar de visitar el Castillo Confey, actualmente en ruinas. Se tiene noción de su existencia desde 1688, cuando resistió un importante ataque durante la guerra, y hoy en día puede apreciarse la torre, que permite calcular del castillo que contaba con cinco pisos con torretas al norte y al oeste.

Continuando con las atracciones de visita obligada en la ciudad, pasamos al Castletown House y el Wonderful Barn (literalmente, Granero Maravilloso), ubicados en las proximidades del pueblo de Celbridge. El Castletown House es la primera casa de estilo palladiano de gran tamaño en toda Irlanda.

Si todo esto te interesa, no olvides que debes añadir al panorama las magníficas postales naturales de Irlanda, y la posibilidad de relajarte en el Spa de Leixlip, que da una dosis de descanso y tranquilidad a las atareadas jornadas de visita a las distintas atracciones de la ciudad.

Información práctica

  • Para llegar a Leixlip, nada mejor que partir desde Dublín, a modo de excursión, tomando el ferrocarril de la línea Sligo. Las estaciones para llegar a Leixlip son Louisa Bridge o Confey, cada una en un extremo de la localidad.

Foto vía: Jamesandjulie

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Otras ciudades de Irlanda


Deja tu comentario