El castillo de Lismore

Castillo de Lismore

El Castillo de Lismore está situado en la localidad homónima, dentro del condado de Waterford, y a orillas del río Blackmore. El castillo se asienta sobre el terreno que antaño ocupara la Abadía de Lismore, hasta que Juan de Inglaterra decidió construir un castillo en en el año 1185, que sirviera como sede para los obispos de Irlanda, aunque a finales del siglo XVI fue abandonada.

La propiedad fue salvada de la ruina y adquirida poco después por Sir Walter Raleigh, quien la vendería de nuevo a Richard Boyle en el año 1602. Boyle se encargó de reformarla, acondicionarla y utilizarla como residencia oficial. Tanto la puerta principal como las murallas fueron añadidas al castillo durante este periodo, así como una buena parte de la decoración interior, incluyendo suntuosos tapices y trabajos en escayola para los techos.

En el año 1775, William Cavendish comenzó una serie de modificaciones en la estructura que durarían hasta 1822, y que terminaron por cambiar completamente el aspecto del castillo, para ser reconstruido con toda la belleza y solemnidad del estilo gótico. Estas modificaciones incluyeron la construcción de un puente sobre el río Blackmore a cargo de Thomas Yvory.

Hoy en día, el Castillo de Lismore es uno de los más imponentes ejemplos del gótico en Irlanda. Por otra parte, el ala oeste del mismo ha sido modificada y abierta al público como galería de arte.

Aunque la mayor parte del edificio no está abierta al público, si que vale la pena visitarlo para contemplar los Jardines del Castillo, con nada menos que 8 hectáreas, tienen el honor de ser los más antiguos del país, además de conservar buena parte de su aspecto jacobino original.

Foto vía: lismorecastle

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Lismore


Deja tu comentario