La ciudad de Ballymote, en el condado de Sligo

Ballymote

Ballymote está situada a unos 15 km al sur de la ciudad de Sligo, en el condado homónimo, y está considerada como la mejor zona para la práctica de la pesca de la región. Ballymote comenzó siendo una ciudad dedicada al comercio que prosperó en las proximidades de un castillo medieval, construido por el conde de Ulster en el año 1300, hasta que poco después quedó instaurada como parroquia y baronía de Corran. Desafortunadamente el castillo no ha llegado en buen estado hasta nuestros días, pero aun da muestras de su antigua gloria.

A pesar de encontrarse en la encrucijada de seis rutas diferentes de Irlanda, no posee una carretera principal que llegue hasta la ciudad, quizá por el hecho de que apenas cuenta con 140 viviendas en su haber.

La ciudad de Ballymote ha sobrevivido gracias a la pesca, la industria textil y la agricultura, sus principales motores económicos, aunque en los últimos años el turismo ha ido adquiriendo mayor importancia. El encanto de sus alrededores, y en el vecino lago TempleHouse se encuentra una antigua residencia construida por la familia O´Hara a principios del siglo XIV, y que luego pasaría a manos de los Caballeros Hospitalarios de Cristo. También es de destacar el monumento construido por Lady Arabella Denny, un obelisco que se alza sobre una colina cercana.

La principal característica de Ballymote es el mercadillo tradicional que se celebra en ella cada viernes y las ferias que se realizan en los meses de Enero, Junio, Septiembre, Noviembre y Diciembre, así como ferias de menor relevancia cada tres meses. Otra de las visitas que no podemos perdernos es el monasterio franciscano situado en el extremo sur de su calle principal, y la estatua del papa (algo desmejorada) que se encuentra en la entrada principal.

Foto vía: discoversligo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Otras ciudades de Irlanda, Sligo


Deja tu comentario