Sopa de Mejillones, plato típico de Irlanda

Mussel Soup

La Gastronomía de Irlanda es famosa por la utilización de productos del mar, así como de la calidad de sus materias primas. Abundante en el uso de pescados, carnes y legumbres, en Irlanda se tiene un gran aprecio por la frescura y por la cocina casera, siendo especialmente comunes los guisos y sopas, (como por ejemplo la sopa de champiñones) quizá en parte por el frío clima que posee el país.

Y precisamente es una sopa lo que os proponemos hoy, una de las más tradicionales de Irlanda, la Sopa de Mejillones (Mussel Soup), bastante sencilla de preparar aunque nos llevará un promedio de hora y media el prepararla. Esperamos que os guste:

Aquí está la lista de ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de mejillones con cáscara, lavados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla, finamente picada
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 2 puerros, sólo la parte blanca, cortada en rodajas finas
  • 3 tallos de apio, en rodajas finas
  • 2 zanahorias, cortadas en cubos pequeños
  • 400 g de patatas, peladas y cortadas en daditos
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 150 ml de vino blanco seco
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo fresco
  • sal y pimienta
  • 20 g de perejil fresco picado
  • 2 cucharadas de cebollino fresco cortado con tijeras

Modo de preparación:

-En primer lugar hemos de lavar bien los mejillones y después los ponemos a cocer a fuego medio durante unos 4 minutos, removiendo de vez en cuando.

-Ahora debemos comprobar que se han abierto, y si no es así, los dejaremos uno o dos minutos más. Una vez listos, los apartamos y les retiramos la cáscara a la mayoría, dejando unos 5 o 6 con la concha como guarnición. Debemos desechar aquellos mejillones que no se hayan abierto y reservamos el jugo.

-Ahora ponemos a calentar un poco de aceite en una sartén, y cocinamos la cebolla, el ajo, el puerro, el apio y las zanahorias, manteniendo el fuego suave entre 5 y 10 minutos. Las verduras deben quedar pochadas, no doradas, y debemos removerlas de cuando en cuando.

-En una olla vertemos el vino, el jugo de los mejillones, el jugo del limón, las patatas y el laurel, y a continuación salpimentamos al gusto. Lo llevamos a ebullición, le bajamos el fuego y tapamos la olla, dejándolo a fuego suave durante unos 25 minutos, hasta que veamos que las verduras están tiernas.

-Retiramos la hoja de laurel y la rama de tomillo, le agregamos los mejillones (sin cáscara), el perejil y el cebollino, calentándolo todo durante un minuto o dos. Hay que tener cuidado de que la sopa no hierva de nuevo.

-Servir mientras está caliente, acompañando cada plato con uno o dos mejillones con cáscara.

Foto vía: ifood

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top