Ballyhaise, en el Condado de Cavan

Ballyhaise

La zona que actualmente ocupa Ballyhaise (situada en el Condado de Cavan y a unos 7 kilómetros de la capital) ha estado habitada desde principios del siglo XVIII. Fue John Taylor quien construyó una fortificación que después de la expulsión de sus habitantes tras la rebelión de 1641, terminaría dando paso a la creación de una aldea. Apenas 40 años más tarde, en 1684, la aldea ya contaba con dos ferias comerciales al año. Ballyhaise forma parte de la Parroquia de Castletara y cuenta con el orgullo de poseer el mayor campo de fútbol gaélico del condado.

En las proximidades del pueblo y sobre el río Annalee existe un viejo puente que fue construido en 1705, utilizado para conectar con la carretera de Cavan y fomentar el comercio textil, principal medio negocio de sus primeros años de existencia. Al Este de Ballyhaise hay una montaña sobre la que descansan cinco piedras megalíticas conocidas como los “Dedos de Finn”, en memoria de Finn Mac Cumhail, y cuya datación nos remonta hasta la Edad de Bronce.

Uno de los edificios más representativos de la aldea, la casa Aughteeduff, data aproximadamente del año 1730, y fue construido cuando la acaudalada familia Newburghs decidió mudarse a estas latitudes. Contrataron para su construcción al arquitecto alemán y afincado en Irlanda Richard Cassells, diseñador de diversos edificios y plazas de Dublín. Este edificio, que incluyó una sala oval en honor a la famosa habitación de la Casa Blanca de Washington, fue adquirido durante el siflo XIX por un comerciante de lana llamado William Humphreys. La mansión ha sido restaurada y utilizada como Escuela Agrícola desde principios del siglo XX.

Ballyhaise también cuenta con una estación de tren, pero no está en funcionamiento. Fue construida e inaugurada en el año 1862 y se mantuvo en servicio hasta Octubre de 1957, pero tras seis años de indecisión se cerró definitivamente a principios del año 1963.  Una curiosidad al respecto de Ballyhaise es que aquí se registró durante el 21 de Diciembre del 2010 la temperatura máxima más baja de toda Irlanda desde 1.800, año en que se dio comienzo a los registros escritos de temperaturas.

Foto vía: stjamesofoldcastle

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top