El nacimiento del dios Lugh

Lugh

Una de las deidades celtas más veneradas en lugares como Irlanda o Gales es Lugh.  Según la leyenda celta, una druidesa anunció a Balar que su propio nieto le daría muerte. Recordemos que Balar o Balor, era el nombre de un dios Fomoré. Contaba con un ojo en la frente y otro detrás de su cráneo. El segundo era maligno y normalmente estaba cerrado. No obstante, cuando lo abría, se convertía en una auténtica mirada mortal capaz de acabar con cualquier vida.

Ante la predicción de la druidesa, Balor decidió encerrar a su propia hija en una torre de cristal llamada la Torre del Mar o “Tor Mor”. Esta torre estaba situada en la isla de Tory, y para alejarla completamente de los hombres, tomó a 12 nodrizas que serían las encargadas de su cuidado.

Los esfuerzos de Balor fueron totalmente absurdos; y es que no pudo evitar que su hermosa hija quedara embarazada de Cian, dios sanador de los Tuatha Dé Danann y enemigo acérrimo de los fomorianos. Así, la joven hija de Balor dio a luz a 3 niños. Balor, al enterarse de lo sucedido, entró en cólera y decidió reaccionar rápidamente. Mandó arrojar a los niños al mar para que se ahogaran, no obstante, Lugh logró sobrevivir.

El joven Lugh fue acogido durante un tiempo por el dios Danann. Durante su juventud aprendió muchas aptitudes y habilidades, convirtiéndose con el tiempo en el dios de todas las Artes y Oficios, además de ser un excelente guerrero y hechicero.

Al unirse a los Tuatha Dé Danann, la profecía de la druidesa cada vez estaba más próxima a cumplirse. Finalmente le dio muerte a su abuelo con una honda, poniendo así fin al reinado fomoriano sobre Eire.

Se habla de él como un dios bondadoso y bastante agradable. Era dueño de una gran lanza con poderes. Una lanza mágica capaz de irradiar un potente fuego que podía terminar con todos sus adversarios en cuestión de segundos. Además, también dicen de él que era dueño del arcoíris y de la Vía Láctea, conociéndose a esta última como la cadena de Lugh.

PARA SABER MÁS…

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Cultura y tradiciones


Deja tu comentario