Visitar Belfast y la Calzada de los Gigantes desde Dublín

Belfast ayer y hoy

Irlanda del Norte cuenta con numerosos rincones interesantes para el turismo. Belfast, por ejemplo, capital y ciudad de mayor extensión, es un lugar marcado por la historia más reciente, pero también salpicado con numerosos edificios y patrimonio de otras épocas.

Así pues, el turista en Belfast tiene muchísimo para ver. Puede centrarse en sus edificios, como el Ayuntamiento, de un hermoso estilo eduardino y con elementos tan destacados como su enorme cúpula de 53 metros de altura. También destacan edificios de estilo victoriano como el Ulster Bank u otros de líneas más modernas como el Waterfront Hall.

No obstante, venir a Belfast puede ser una ocasión excelente para adentrarse en los resquicios de la época más reciente. Para conocer estos episodios es posible hacerlo recorriendo los muros de ladrillo que aún hoy separan la zona protestante de la católica. Muros llenos de pintadas y grafitis que defienden, en cada uno de los lados, una postura bien marcada a favor o en contra de la monarquía británica.

Por otra parte, si queremos seguir conociendo Irlanda del Norte, la recomendación imprescindible es una visita a, por ejemplo, la Calzada de los Gigantes, un área con unas 40.000 columnas de basalto que surgieron por el enfriamiento rápido de la lava de la caldera volcánica que estalló hace 60 millones de años. Esta explicación científica no es la que le pone nombre a este rincón natural, pues a los irlandeses, y al turista en general, les suele gustar más la leyenda según la cual dos gigantes que se llevaban mal se lanzaban continuamente rocas el uno al otro.

Si estás interesado en estos dos enclaves, puede que te interesen opciones como una excursión organizada a Belfast y la Calzada de los Gigantes desde Dublín, capital de la República de Irlanda, acompañados de un guía en español.

Excursión a Belfast y a la Calzada del Gigante

La primera parada, tras salir de Dublín, será la Calzada de los Gigantes, pudiendo así recorrerla y sintiéndonos aún más pequeños en cada una de sus enormes piedras.

Calzada del Gigante

Tras este paseo, podrás conocer Belfast, visitando lugares como el Muro de la Paz, la zona de los murales católicos y protestantes o el Palacio de Justicia, entre otros.

El tour terminará visitando el astillero donde se construyó el Titanic en 1912. Además, tras el recorrido, podrás disponer de hora y media de tiempo libre para comer, pasear o para comprar algún recuerdo de tu viaje.

Puedes informarte y reservar en:

¿Necesitas más recomendaciones?

Imagen 1: Public Record Office of Northern Ireland

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Belfast


Deja tu comentario