Temple Bar, la noche en Dublin

Dublin

Qué Dublín está plagada de pubs es algo que se espera aún sin haber visitado la ciudad. Pero en el corazón mismo de la capital irlandesa existe un conjunto de calles peatonales, situada entre Wellington Quay y Dame Street, dónde éste tipo de locales son especialmente abundantes y afamados. A esta zona se la conoce cómo Temple Bar. Por mucho que nos pongan en bandeja una traducción por contexto muy a la española, este nombre no significa “el templo de los bares”.

Se dice que el nombre se debe al pub homónimo, el “Temple Bar Pub”, uno de los más antiguos y conocidos de la ciudad. También se habla de una posible referencia a la distinguida familia Temple, que vivió en la zona en el siglo XVII. Pese a esto, parece que el origen del topónimo refleja que “Temple” hace referencia a la construcción del primer templo judío de Irlanda y “Bar” (prohibir en inglés) a la prohibición que impusieron los católicos a los judíos para que no entraran a ninguno de los edificios comerciales de la zona.

Orígenes aparte, hoy en día Temple Bar es una de las zonas que más turistas atrae en todo Dublín, especialmente a gente joven que busca empaparse del ambiente nocturno de la ciudad. Como comentaba anteriormente, los pubs son los grandes protagonistas de la zona.

En muchos de ellos podemos encontrar música en directo, en algunas ocasiones música tradicional irlandesa, siendo frecuentes también las noches de “micrófono abierto”, es decir, veladas especiales en las que varios aficionados suben al escenario, con o sin instrumentos propios, a cantar y/o tocar sus propias composiciones o versiones de piezas musicales conocidas. Ser espectador en éste tipo de shows te garantiza unas risas en el caso de aficionados, digamos, demasiado amateurs, pero también puede descubrirte algún talento emergente. En todo caso es altamente recomendable.

Para una fantástica noche de “micrófono abierto” os recomiendo que vayáis al “The Mezz”, en Eustace Street.

Pub en Dublin

Cómo podréis suponer, las consumiciones estrella en estos establecimientos suelen ser las numerosas variedades de cerveza (siendo la principal, cómo no, la Guiness negra o “Draught”) y las no menos abundantes variedades de whisky, la segunda bebida nacional.

En algunos de éstos pubs podemos encontrar cosas más sólidas. Las comidas que suelen servirse en estos lugares son :

  • Irish Breakfast” (desayuno irlandés), a base de huevos fritos o revueltos, bacon, salchichas, alubias, “black pudding” (muy parecido a nuestra morcilla), tomates y pan de soda o pastel de patata, con diversas variantes, acompañado de té o café.
  • Carvery Lunch”, una especie de buffet de platos preparados dónde podemos encontrar diferentes especialidades cómo por ejemplo el tradicional “Stew” (estofado) de cordero.
  • O también cosas más ligeras, como sandwiches, wraps (rollitos con diferentes rellenos) o patatas fritas, entre otros.

Pese a todo esto, Temple Bar es algo más que pubs; en los últimos años se ha ido perfilando cómo el distrito cultural por excelencia de Dublín . Actuaciones musicales y números teatrales en plena calle, pequeñas galerías de arte, mercadillos, exhibiciones, talleres e incluso cine de verano en la Meeting House Square (la plaza principal del barrio) dan a esta zona un aire bohemio que encandila a cualquier visitante con ganas de pasarlo bien.

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top