Slieve Bloom, magia en el corazon de Irlanda

Slieve Bloom

Irlanda tiene rincones de cuya magia es imposible escapar. Parece un tópico pero sólo estando allí es cuando realmente podemos confirmar que se trata de algo totalmente cierto. Uno de estos idílicos parajes se encuentra en el corazón mismo de la isla, entre los condados de Laois y Offaly.

Se trata de Slieve Bloom (Sliabh Bladhma en irlandés), un conjunto montañoso no demasiado elevado (su pico más alto, el Arderin, mide 526 metros) lleno de bellas colinas, praderas, cascadas y los bosques más verdes que podáis imaginar, dónde el musgo recubre las rocas y los troncos de los árboles cómo un manto.

Estas montañas, junto con el Massif Central en Francia son las más antiguas de Europa, y en su día un fueron también las más altas. A pesar de que este precioso entorno natural apenas ha sido alterado por el ser humano, los lugareños han sabido sacarle partido a nivel turístico.

Existen numerosas actividades a realizar en la zona. Sin duda las más demandadas son los paseos, ya se hagan a pie o a caballo. A través de los frondosos bosques de Slieve Bloom existen multitud de senderos señalizados especialmente para este tipo de excursiones, que pueden hacerse por libre o bien con la ayuda de un guía.

En uno u otro caso los amantes de la naturaleza tienen el disfrute asegurado, puesto que a su paso encontrarán una gran variedad de especies autóctonas, tanto de flora cómo de fauna e información sobre ellas en diversos paneles explicativos a lo largo de los diferentes recorridos.

Pero no todo es tan silvestre por estos lares. El castillo de Birr y sus jardines, las ruinas de Clonmacnoise, uno de los primeros asentamientos cristianos de Irlanda o la conocida Rock of Dunamase, cuyas ruinas se cree pertenecieron a un antiquísimo fuerte, son algunos de los puntos de interés más visitados.

Si se quiere parar a tomar un tentempié, nada mejor que hacerlo en el área de picnic de Glen Monicknew, desde la que obtendremos, además, algunas de las vistas más extraordinarias de Slieve Bloom. Si para la comida o en otro momento se prefiere un breve reencuentro con la civilización podemos visitar algún pueblo cercano, cómo por ejemplo Mountrath, al pie de las montañas, y seguir la carretera hasta Clonaslee, una pequeña aldea escondida entre éstas.

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top