El Shannon, la sangre azul de los valles irlandeses

El Shannon a su paso por Limerick

El río Shannon es el más largo en Irlanda y Gran Bretaña, con 386 kilómetros. Divide el país al oeste, al este y al sur, representando una importante barrera física entre el este y el oeste. El río ha sido siempre una importante vía fluvial desde la antigüedad y fluye generalmente hacia el sur desde el Condado de Cavan, antes de pasar por el oeste y desembocar en el océano Atlántico, cerca de la ciudad de Limerick.

El Shannon nace en Cuilcagh, en las montañas al sur del condado de Fermanagh, Irlanda del Norte, y recorre los 13 condados de Irlanda, formando también los lagos Shannon Allen, Lough Ree y Lough Derg. Sus afluentes son el río Inny, el Chupe y el Brosna.

También hay muchos canales que conectan con el Shannon. El Canal Real y el Gran Canal conectan Shannon con Dublín y el Mar de Irlanda. Se halla unido con el río Erne y el Lago del mismo nombre a través del Shannon-Erne Waterway. La ciudad de Ballinasloe está vinculada al río a través del ríuo Suck y su canal, mientras que Boyle está conectada a través del canal Boyle, el río Boyle y el lago Kee.

El río comenzó a fluir a lo largo de su curso actual después del final de la Edad de Hielo. Los vikingos se asentaron en la región en el siglo X y utilizaron el río para sus incursiones en el interior del país. En el año 937, los vikingos de Limerick se enfrentaron con los de Dublín precisamente en el Lago Ree, del que procede el Shannon.

Posteriormente, en el siglo XVII, el río Shannon fue de gran importancia estratégica en la campaña militar de Irlanda, ya que formaba una frontera física entre el este y el oeste del país. En la guerra con los ingleses, los irlandeses se arroparon detrás del río Shannon para poder resistir, lugar que Cromwell consideraba la tierra del infierno.

Es por ello que el río Shannon es tan importante para los irlandeses, y ofrece una de las más pintorescas siluetas del país. En muchas ocasiones hay que tener en cuenta que gran parte de los lagos que tanto nos maravillan de este territorio tienen su origen en las aguas de este río. Es por ello que, la historia de Irlanda, su paisaje, sus costumbres, y en esencia, su vida, no serían del todo puntos tan interesantes e importantes como lo son hoy en día si no es por su río, el Shannon.

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top