Malin Head, punto mas al norte de Irlanda

Malin Head

Malin Head es un paraje espectacular conocido en irlandés como Cionn Mhálanna y que se encuentra en la península de Inishowen, en el condado de Donegal. Su principal característica es ser el lugar más al norte de Irlanda. Curiosamente, a pesar de ello, se encuentra en la República de Irlanda, es decir, en Irlanda “del sur”.

El punto más norteño es una pequeña colina en cuya cima encontramos la denominada “The Tower” (la torre), construida en 1802 por las autoridades del ejército naval británico, y que, posteriormente, durante la Segunda Guerra Mundial, fue utilizada por las Fuerzas de Defensa Irlandesas. En 1910 se construyó una estación de radio al lado de la Torre, que en la actualidad sigue funcionando para la Guardia Costera Irlandesa tras cambiar su localización unas millas más al sur.

Existe también la curiosa tradición de descender la colina hasta llegar al borde del acantilado y dejar tu nombre escrito con piedras en el suelo. Llama muchísimo la atención ver como, desde la Torre, se aprecian muchos montículos blancos que destacan en el verde del césped y que se convierten en los nombres de todos aquellos que ya han disfrutado del indescriptiblemente hermoso paisaje.

Aunque se puede llegar fácilmente en coche, mi recomendación es calzarse unos zapatos cómodos y recorrer los acantilados a pie, ya sea por las rutas trazadas o, siempre desde la prudencia, encontrando tu propio camino entre las rocas y las pequeñas playas que se intercalan con armonía. El mar es de un color azul verdoso increíblemente limpio, transparente, que al romper contra la costa crea imágenes de postal desde todos los ángulos.

Las noches de verano son frías, pero duran poco más de cuatro horas. Es especialmente impresionante admirar el anochecer desde la Torre, viendo como poco a poco las nubes se vuelven rojas, y todo se torna oscuro excepto una pequeña línea de luz que impide al mar mezclarse con el cielo como una pequeña abertura entre la tierra y el firmamento. Quizá debido a un efecto óptico, esa línea puede parecer curva, haciéndote sentir que te encuentras ante el lugar donde se achata el mundo, ante la prueba irrefutable de que nuestro planeta es redondo y podemos apreciarlo a simple vista.

Por desgracia el transporte público no es muy frecuente: tan sólo uno o dos autobuses salen desde Derry en días alternos hasta una población cercana donde se debe coger otro autobús hasta Malin Head (la última parada, además, deja a unos cinco kilómetros de la Torre). Sin embargo, es una experiencia más que recomendable ya que te obliga a disfrutar a pie del espléndido lugar. Y pocas veces las obligaciones son tan placenteras.

Foto 1 Vía: photo.net

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top