- Sobre Irlanda - https://sobreirlanda.com -

Navidades en Irlanda

Estadísticamente hablando, pocos son los turistas que viajan a Irlanda durante la Navidad, ya que quizás no sea uno de los lugares que más nos pudieran sorprender en estas fechas, o bien porque muchos de los lugares turísticos están cerrados. De todas formas, en la mayoría de las páginas de información nos informan que debemos reservar con antelación nuestro viaje a Irlanda en diciembre, ya que muchos de los alojamientos cierran en esta época.

Todo esto nos podría sonar a que pasar las navidades en Irlanda no resultaría interesante. Pero, claro, para eso estamos nosotros aquí, para darle la vuelta a la tortilla, sin quemarnos por supuesto, y demostraros que no es verdad en absoluto. Por lo general, los hoteles que permanecen abiertos ofrecen paquetes muy interesantes, aprovechando que hay pocos abiertos, con lo que el viaje, y sobre todo la estancia, se abaratan.

Por ejemplo, las navidades en el Hotel Renvyle House en Galway son fabulosas. Se necesita reservar con antelación, ya que hay muchas personas que repiten año tras año. Casi todas las noches tenemos cenas románticas con velas, recepciones con ponche caliente, mientras los niños disfrutan en el parque infantil, con un equipo de animación especializado. Las recepciones están ambientadas con músicas tradicionales en vivo, villancicos, etc…

Un ambiente más sofisticado que en el anterior hotel lo encontramos en Sheen Falls Lodge, en la ciudad de Kenmare. Aquí los niños también son atendidos con múltiples actividades. Es un hotel donde prima más el lujo, las cenas son de una mayor calidad, con lo que la reserva anticipada también es aconsejable.

Para pasar las navidades en Dublín, la capital de Irlanda, os aconsejo sin lugar a dudas el Four Seasons Hotel, en Ballsbridge. El hotel es conocido en todo el país por su fabulosa ornamentación navideña, y la comida es maravillosa en cualquier momento del día, así como la animación y el servicio.

El Castillo de Dromoland es un lugar muy romántico para pasar las navidades. Un maravilloso entorno, con magníficas decoraciones tradicionales pondrán calor al recinto. Aquí también la disponibilidad es limitada, con lo que la reserva con antelación es prudente hacerla.

Por tanto, ya sabéis. Estos son sólo algunos de los ejemplos que os podéis encontrar en vuestras navidades irlandesas. ¿Seguro que aún pensáis pasarlas en casa?.