Waterford, la ciudad del cristal

Waterford

Cuando muchas personas oímos la palabra Waterford, a algunos se nos viene a la mente las figuritas de cristal que llevan ese nombre. A otros no, como a mí hasta hace poco, cuando no conocía ni la ciudad ni las figuritas de cristal. Pero la ciudad irlandesa del mismo nombre no sólo es famosa por el cristal que produce. De hecho, se puede disfrutar de una agradable visita a Waterford aunque nunca hayáis oído hablar del cristal tallado que la simboliza. No os preguntarán al llegar si lo conocéis, tranquilos.

Waterford es la ciudad más antigua de Irlanda, fundada y construida por los vikingos a principios del siglo X. El centro histórico es también el más antiguo del país, con edificios bastante viejos, como la Torre Reginald. Waterford se halla dividida por el río Suir, y en su momento fue uno de los puertos más importantes de Europa. Además de sus muchos atractivos históricos y arquitectónicos, como toda ciudad irlandesa, esta ciudad ofrece una amplia selección de pubs irlandeses, todos ellos de gran calidad.

Como os decíamos, nuestra visita la podemos iniciar en la Torre Reginald, el edificio más antiguo de la ciudad, que ha servido para muchos usos, acogiendo hoy en día Museo Vikingo de Waterford. En Merchant’s Quay se halla el Museo de los Tesoros, otro de los principales museos de la ciudad que cuenta con objetos que datan de hace mil años.

Lee más sobre: El Museo Medieval de los Tesoros

kite-brooch

Por otra parte, South Quay es el puerto de Waterford, considerado en su momento como uno de los más bonitos de Europa. Se extiende alrededor de un kilómetro y medio a lo largo del río Suir. Es una de los más hermosos reclamos de la ciudad.

La Fábrica de cristal es, sin duda, lo más destacado. Se encuentra a diez minutos del centro de la ciudad. La visita bien vale la pena si os gustan las curiosidades. Allí aprenderéis y veréis in situ la elaboración del vidrio, además de poder comprar uno de los detalles más bonitos quizás de todo el país.

Cristal de Waterford

Justo a las afueras de la muralla de la ciudad se halla el barrio de Ballybricken, lleno de grandes plazas públicas y el mejor lugar para comer, con sus múltiples y buenos restaurantes.

A pesar de que Waterford es una ciudad que se puede recorrer perfectamente a pie, os tengo que avisar que es una ciudad situada en una serie de colinas, con lo que en ocasiones encontraréis muchas calles empinadas, aunque las distancias son bastante cortas. Además, los pubs suelen estar ubicados en lugares estratégicos para poder descansar después de una subidita. Una fantástica pinta de cerveza irlandesa en medio de nuestro paseo no es para pensárselo dos veces, ¿no creéis?.

Si quieres visitar la Fábrica de Cristal y estás en Dublín, reserva el tour en:

Viaje en tren a la Fábrica de Cristal de Waterford y a Kilkenny desde Dublin

Tags: , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top