El Burren, el rincón más hermoso para los irlandeses

Burren

Es impresionante la belleza de la zona oeste de Irlanda. Sus acantilados verdes se mezclan con el azul del Atlántico Norte. Todos los irlandeses saben que estos lugares son los más hermosos de su país. Puede que las ciudades costeras hayan sido invadidas por el turismo mal controlado, pero a sólo 30 minutos de allí, en el interior, se halla la meseta del Burren, libre del turismo salvaje,un agradable lugar campestre, a donde quizás llegue aún los aires románticos de la cultura celta.

Burren, en gaélico, significa «un lugar de piedra». Se encuentra a 45 minutos al noroeste del aeropuerto de Shannon, la gran meseta de piedra caliza que barre como una ola los pueblos de Kilnaboy y Corofin. En realidad, no hay servicio de autobús hasta Burren. Llegar hasta aquí en bicicleta es un verdadero reto para los ávidos de emociones fuertes, sobre todo por las carreteras estrechas y empinadas y el fuerte viento.

Se puede ir también a pie desde el pueblo de Carron, a casi 40 kilómetros, a través del Burren Way. Esta pequeña ciudad de Carron, que significa «montón de rocas», se compone de apenas unas pocas casas, un albergue, una iglesia y una pequeña casa de piedra, hoy museo, donde Michael Cusak, el héroe y fundador de la Asociación Atlética Gaélica de Irlanda nació en 1841. Al lado hay un pub que se llama The Cassidy. En el albergue se pueden alquilar bicicletas.

Lo mejor es comprarnos un mapa antes de aventurarnos por aquí. En casi todos ellos aparecen identificados los lugares que acogen monumentos antiguos, cementerios celtas, monolitos y tumbas de la Edad del Bronce. Estos lugares son románticos, envueltos en un aura irlandés de tristeza que a algunos nos gusta y a otros les resulta muy pesimista. Llevaros un cd de música celta con vosotros. La mezcla será impresionante.

Hay que tener cuidado con el clima irlandés, ya que la lluvia y el sol pueden aparecer en un mismo día en Burren. Llevar en vuestra mochila un chubasquero siempre, aunque cuando os levantéis por la mañana haga un sol de justicia. También es interesante incluir una brújula, por lo que pueda pasar. Y sobre todo bocadillos, ya que la única tienda alimentación que nos encontraremos será el pub de Carron.

A dos kilómetros de Burren, en unas cabañas de madera al lado del camino, podéis comprar el Perfume de Burren, hecho a mano con las flores que florecen aquí en primavera y verano. Para llegar hasta aquí ya os decimos que hay muy pocos autobuses desde el aeropuerto de Shannon hasta los pueblos de Kilnaboy y Carofin. Sin embargo, merece la pena, no ya sólo por sus paisajes, sino por lo asequible de sus precios. Una habitación para dos personas os puede salir en Carron por unos 22 euros.

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top