El Anillo de Claddagh, romanticismo irlandés

Si anteriormente ya os habíamos hablado del protagonismo que tiene la joyería cómo manifestación de la cultura y las tradiciones irlandesas, asociada a la simbología celta, en esta ocasión nos centraremos en una de sus piezas más conocidas, el Anillo de Claddagh. Claddagh, por cierto, es una pequeña localidad costera situada al oeste de Galway y uno de los pueblos pesqueros más antiguos de todo el país.

Cuenta la leyenda que un habitante del pueblo, Richard Joyce, viajó a las Indias Orientales en busca de trabajo, con el objetivo de casarse con su amada al regresar de su aventura. Por desgracia el barco en el que viajaba fue asaltado por piratas que vendieron a Joyce como esclavo a un reputado orfebre de Argelia. Éste le enseñó el oficio y a lo largo de los 14 años que duró su cautiverio se ganó su respeto.

Cuando Guillermo III solicitó a los musulmanes la liberación de los esclavos británicos, el orfebre le ofreció la mitad de su fortuna y el honor de desposar a su hija si se quedaba con él. Joyce renunció y regresó a casa sin haber olvidado a su amada, con el firme propósito con que había partido: casarse con ella. Además de no haberla olvidado, durante su encierro diseñó y fabricó un anillo cómo símbolo de su amor por ella, actualmente conocido cómo Anillo de Claddagh. Afortunadamente, ella tampoco lo había olvidado y terminaron casándose. Tiempo después, Joyce comenzó fabricar otros anillos similares en su propia joyería en Galway.

Se cree que esta historia, y por lo tanto este tipo de anillo, cuenta con más 300 años de antigüedad y que a lo largo de todo ese tiempo su simbología de amistad eterna y amor verdadero han perdurado hasta nuestros días. Suele fabricarse en plata y está formado por dos manos que sostienen un corazón sobre el que descansa una corona. Resume así a la perfección el lema “Let love and friendship reign” (“Deja que el amor y la amistad reinen”), de manera que el corazón simboliza el amor, las manos la amistad y la corona la lealtad y la fidelidad.

El anillo de Claddagh se regala tanto cómo símbolo de amistad cómo de amor eterno, utilizándose también cómo anillo de matrimonio y pasando de generación en generación. Su connotación romántica es la más frecuente aunque existen variaciones dentro de ella, dependiendo de cómo se lleve puesto el anillo:

– Si se lleva en la mano derecha con el corazón mirando hacia fuera, significa que esa persona no mantiene ninguna relación.

– Si se lleva en la mano derecha con el corazón mirando hacia uno mismo, la persona estará diciendo que “alguien ha atrapado su corazón”, que está enamorada.

– Si se lleva en la mano izquierda con el corazón apuntando hacia el exterior querrá decir que esa persona está comprometida.

– Si se lleva en la mano izquierda con el corazón mirando hacia uno mismo, significa que la persona está casada y que amará a su pareja para siempre.

Que os parece, ¿bonito, verdad?… No esperéis a San Valentín y regaladlo justificándoos con aquello de “porque hoy es hoy”.

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

7 comentarios

Comments RSS

  1. CINTHIA CERVANTES dice:

    Hola… yo soy de México pero mi novio es Irlandés y ayer sin saber me dijo que me tenia un regalo especial yo no sabia que era pero al mostrarme la caja pense bueno unos aretes o no se me emociono porke lo vi y es hermoso diseño de este anillo y fue super especial después que me explicara su significado .. por ahora lo llevo en mi mano derecha con el corazón hacia mi :) es super romántico…

  2. Victor vega dice:

    Donde poder comprar alianzas de compromiso.
    Mis cordiales saludos
    Victor Vega

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top