Monasterio de Clonmacnoise, ruinas celtas

Clonmacnoise

A pocos kilómetros al sur de Athlone, en el centro de Irlanda, se halla uno de los lugares monásticos más importantes de Irlanda, tierra santa llena de gente noble y espiritual. Clonmacnoise está en la cima de un alto terreno glacial que se formó a partir de los desechos del río Shannon. Fue fundada en el 548, por San Ciaran, y su situación marcó que se convirtiera en un importante centro comercial. Al norte y al sur por la vía navegable del Shannon, y al este y oeste por los caminos de Esker.

Esta situación resultó ser una bendición y una fatalidad a la vez. Además de ser un importante núcleo comercial, atrajo a otros invitados menos deseados, como a los vikingos y los normandos. Entre el 834 y el 1204 fue saqueada e incendiada en más de una docena de veces, más que la mayoría de los castillos en Irlanda.

No todos los que atacaron el monasterio eran extranjeros, ya que en numerosas ocasiones fue asaltado por conflictos tribales. Sin embargo, a pesar de ser continuamente asaltado, siempre estaba en proceso de restauración. Finalmente fue destruido por una guarnición inglesa en 1552, aunque durante siglos más tarde continuó siendo un lugar de peregrinación.

El sitio central del monasterio está rodeado por un muro y contiene una catedral, siete iglesias pequeñas y dos torres redondas. La iglesia más grande es la catedral, construida originalmente en el 909, aunque de aquella estructura se mantiene muy poco. Fue reparada y restaurada muchas veces a lo largo de los años, especialmente durante el siglo XIII. Encima de la puerta están tallados los santos dominicos Patricio y Francisco. Rory O’Connor, el último rey de Irlanda, fue enterrado cerca del altar en 1198.

Visita a Clonmacnoise

Al este de la catedral se halla la iglesia más pequeña, la de San Ciaran. Mide apenas 4 metros de altura y 3 de largo, y se cree que es el lugar donde está enterrado su fundador. La iglesia probablemente data de los primeros años del siglo X, aunque, como en otros lugares de Clonmacnoise, se ha restaurado en muchas ocasiones.

Fuera de los muros del monasterio se halla la Iglesia de las Monjas. Data de 1166 y está construida en estilo románico, que en aquella época acababa de introducirse en Irlanda. Es el lugar de enterramiento de Dervorgilla, la esposa de Tighernan O’Rourke, secuestrada por Morrough Mac Dermot, que se retiró aquí a vivir como un penitente en 1170. Dermot es famoso en la historia irlandesa por pedir la ayuda del rey inglés Enrique II para combatir con Rory O’Connor, un hecho que condujo a siglos de dominación inglesa en Irlanda.

Tres enormes cruces celtas rodean la catedral. En realidad, son las réplicas de las originales, que fueron trasladadas al cercano Centro de Visitantes. Aunque no son exclusivas de Irlanda, estas cruces alcanzaron su desarrollo artístico en el siglo IX. En el Centro de Visitantes podremos observar otros bellísimos ejemplos que abarcan los siglos VIII al XII. En estas cruces se tallaban símbolos celtas para rezar por el fallecido al que se dedicaba la cruz.

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top