- Sobre Irlanda - https://sobreirlanda.com -

El Casino Marino de Dublín

El Casino Marino de Dublín ha sido ampliamente reconocido como el mejor edificio neoclásico-georgiano en Irlanda. Se construyó en la segunda mitad del siglo XVIII como pabellón del jardín de James Caulfield, primer señor de Charlemont. Fue diseñado por sir William Chambers, arquitecto también de la capilla del Trinity College.

El joven señor de Charlemont se llevó más de nueve años viajando por Europa, sobre todo por Grecia e Italia, donde, durante estas visitas, desarrolló una gran pasión por la arquitectura clásica. En estos viajes conoció a Chambers, convirtiéndose en buenos amigos. Así que cuando llegaron a Irlanda, proyectaron crear esta verdadera joya arquitectónica.

El Casino y las partes restantes del jardín que lo rodean dan una idea de la grandeza que una vez existió aquí. Fue utilizado como lugar de veraneo, o casas de huéspedes, pero en realidad, Caulfield lo que siempre quiso es que luciera como lo que es, un verdadero y precioso edificio.

Aunque de muy imponente aspecto, en realidad el edificio no es muy grande que digamos. Tiene enormes puertas y ventanas que dan la impresión de que sólo hubiera una habitación individual en su interior. Sin embargo, en realidad hay varias, distribuidas en tres niveles.

El exterior está muy decorado, con urnas, esculturas, estatuas y pilares. Su interior no está menos elaborado, con finas molduras y yeserías de estilo georgiano. Hay también algunos detalles un poco escondidos maravillosos, así que en la visita estaros atentos porque quizás se os puedan escapar algunos.

Por ejemplo, las urnas de la azotea son realmente chimeneas y algunos de sus pilares están huecos y actúan como tuberías, que sirven de drenaje del agua desde el techo.

La finca de Charlemont junto con el Casino se vendió en 1881, y a su alrededor fueron construyéndose nuevos edificios, dejando un poco abandonado el Casino. En 1930 las autoridades civiles de Dublín se percataron del mal estado en el que se encontraba, comenzándose los trabajos de restauración hasta llegar al estado que vemos actualmente.

No creáis que el nombre de Casino le viene por ser un lugar en donde se juega al póquer o a la ruleta. No, a ver, explicamos. El nombre proviene de la palabra italiana «casino», que significa «casa pequeña», y «marino», que significa «pequeño mar», con lo que traducido vendría ser algo así como «la pequeña casa del mar». Precisamente, el vecino barrio de Marino que comenzó a desarrollarse en 1920 en lo que una vez fue la finca de Charlemont, toma su nombre de él.

El Casino se halla a unos 5 kilómetros del centro de la ciudad, y es conveniente tomar varios autobuses hasta llegar a él. La última parada es Clontarf Road Dart Station, y desde aquí hay que andar unos minutos. El Casino abre todos los días de mayo a octubre, y sólo los fines de semana de nomviembre a abril. La entrada es libre para los que dispongan de la Dublin Pass o la Heritage Card.