St. Stephen´s Green, en el corazón de Dublín

Caminando por las calles de las grandes ciudades se echan en falta, en muchas ocasiones, espacios verdes en los que esparcirse y pasar un tiempo alejados del mundanal ruido. Y aunque Dublín no es ni mucho menos una megalópolis, lo cierto es que resulta agradable descubrir que en pleno centro uno puede relajarse en un parque de nueve hectáreas entre árboles y arbustos y espectaculares parterres. Eso es lo que ofrece St. Stephen´s Green, el parque victoriano más famoso de Irlanda, situado muy cerca de la zona comercial del mismo nombre.

Aunque hoy en día está abierto a todos los ciudadanos, lo cierto es que hasta finales del siglo XIX su entrada estuvo restringida. El recinto ha conservado la disposición propia de esa época y además de sus especies vegetales incluye una serie de refugios para guarecerse del mal tiempo, una cascada, un lago ornamental con aves acuáticas y un jardín para las personas con problemas visuales.

Una serie de esculturas completan la estética del jardín, en el que se celebran en verano toda una serie de conciertos. Los que quieran conocer más datos sobre el parque pueden solicitar además una visita guiada.

Una vez dentro del recinto, merecen unos minutos de atención la estatua de Lord Ardilaun, el hombre que facilitó que St. Stephen´s Green se abriera para todos los ciudadanos; un busto del conocido literato irlandés James Joyce o un memorial que recuerda la Gran Hambruna de 1845-1850.

Como habréis podido comprobar, y aunque presenta los elementos típicos de cualquier parque urbano, St. Stephen´s Green también está dotado de otros que le otorgan una personalidad diferenciada. Y si una vez que habéis salido de visitarlo os apetece realizar algunas compar por Dublín, no olvidéis pasaros por el Stephen´s Green Shopping Centre, situado muy cerca del parque, y en el que podréis haceros con ropa a la última moda o tomaros algo en sus cafés y restaurantes.

Otra posibilidad es hacer una especie de «ruta de los parques» por la capital irlandesa y visitar también, por ejemplo, El Jardín del Recuerdo.

Foto vía Traveljournals

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

  1. Joaquín Hidalgo dice:

    Bueno, bueno. Es lo que siempre me ha atraido de la isla verde, precisamente eso, el verde. ¡¡Y es un parque!! No puedo ni imaginar el bosque silvestre irlandes. A mi es lo que me llama la atención mas que las zonas costeras; el interior, los bosques y la inmensa campiña verde. Ojala un dia pueda ir allá y cumplir con uno de mis sueños mas anhelados que es el irme a vivir allá para siempre.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top