Skibbereen, la capital de West Cork

Skibbereen

Skibbereen es el lugar ideal para conocer las grandes excelencias que nos ofrece el condado de West Cork. Y es que esta ciudad aún mantiene su colorido local y tradicional, esa sensación de encontrarnos en un rincón meramente irlandés. Aquí podréis relajaros y disfrutar del paisaje y el ambiente, así como de la verdadera hospitalidad irlandesa.

Desde aquí podemos visitar el Lago Hyne, el más grande lago de agua de mar de Europa, que cuenta con una increíble variedad de vida marina. Los científicos aún no han podido descubrir porqué este lago siempre se mantiene a una temperatura de 30 grados. Se sitúa a 4 kilómetros de Skibbereen, y se puede visitar su Centro Interpretativo del Patrimonio, en donde se nos muestra la naturaleza existente en la zona, Primera Reserva Natural Marina de Irlanda.

Desde allí se sucederán una serie de pequeños pueblos de pescadores. Baltimore es la puerta de entrada a la isla de Sherkin y al Cabo Clear. No os perdáis aquí el castillo, residencia de la familia Townshend, pueblo que ha servido de inspiración a muchos escritores irlandeses. Glandore y Union Hall se asientan también en la ría, y ambos cuentan con pintorescos bares y restaurantes con vistas al mar. Todos ellos apenas distan entre 5 y 15 kilómetros de Skibbereen.

En Abbetstrewery están enterrados más de 10.000 personas, víctimas de la tremenda hambruna que asoló Irlanda en el siglo XIX. Más de un millón y medio de irlandeses murieron en esta hambruna. Hay un tour precisamente de esta terrible catástrofe, que comienza en la Plaza de Skibbereen, y continúa siguiendo las señales numeradas. El Centro del Patrimonio de Skibbereen ofrece siempre exposiciones sobre esta gran hambruna.

Lago Hyne

Además de todo esto, Skibbereen se halla en el corazón de algunos de los paisajes más hermosos de Irlanda. Playas preciosas, calas aisladas, rápidos ríos, lagos y bosques de fácil acceso para todos los senderistas y ciclistas, son algunos de sus puntos de interés.

Si West Cork es el jardín de Irlanda, no os perdáis dos de sus más encantadores jardines. El de Lissard, a un sólo kilómetro de Skibbereen, está formado por una gran cantidad de bosques, prados repletos de flores silvestres y lagos que nos recuerdan la típica naturaleza irlandesa. El otro es Creagh Gardens, a cinco kilómetros de Skibbereen, 20 hectáreas de terreno cerca de la ría, con bosques y especies raras de plantas.

Por encima de todo, West Cork y su capital, Skibbereen, es famoso por su gastronomía y su sabor tradicional. Ha sido seleccionada muchas veces como capital gastronómica de Irlanda, gracias a sus restaurantes de primer nivel. Casi todos los pueblos tienen un restaurante premiado.

Pero sobre todo destaca por la amabilidad de sus gentes. Skibbereen es una ciudad muy agradable, donde la gente se detiene a charlar en cualquiera de sus muchas tiendas. Y es que debéis escaparos algún día hasta aquí. Disfrutaréis del verdadero sentir popular del pueblo irlandés.

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top