El Castillo de Carrigafoyle, el guardián del Shannon

Castillo de Carrigafoyle

A sólo tres kilómetros de de la ciudad de Ballylongford se erige el Castillo de Carrigafoyle, una torre construida en 1490 por Conor Liath, también conocido por Conor Kerry. Está construida en piedra caliza, con atractivas ventanas de ladrillo. Se trata de un magnífico ejemplo de edificación del siglo XV. Además de su belleza, su posición estratégica es otro de sus grandes argumentos.

Se levanta al borde del estuario del río Shannon, sobre lo que originalmente era una isla. El castillo tiene cinco plantas en total, con bóvedas en la segunda y la cuarta. Una amplia escalera en espiral sube en una de las esquinas de la torre, mientras que al otro lado tenemos pequeñas habitaciones. Un museo de piedra a los pies del castillo servía como muelle. Una de las torretas de este castillo parece que, curiosamente, sirvió como criadero de palomas.

Una gran escalera de caracol de 104 peldaños nos conduce a las almenas del castillo. La altura total es de más de 26 metros, y las vistas son maravillosas. Sin ir más lejos, en un día claro, se pueden llegar ver en el horizonte las islas de Carrig y Scattery, siguiendo el curso del Shannon.

Este castillo fue el principal bastión de Connor Kerry, máximo señor de esta baronía que lleva su nombre. Durante 400 años fue parte importante de los tejemanejes políticos y militares de la época. Desde aquí, Conos Kerry pudo llegar a interceptar barcos que pretendían subir el río Shannon hasta Limerick, atacándolos y haciendo con su carga. Esta práctica continuó hasta mediados del siglo XVI.

En las guerras de Desmond de 1580, el castillo fue objeto de un asedio con artillería naval y terrestre, a cargo de sir William Pelham. Tras dos días de contínuos ataques, el castillo fue tomado el Domingo de Ramos de 1580. Todos sus ocupantes, 19 españoles y 50 irlandeses fueron masacrados. Frente al castillo se halla la iglesia medieval de Carrigafoyle, del mismo estilo que la torre-fortaleza.

A pesar de este tremendo asedio, su silueta hoy es imponente.

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top