El Castillo de Barryscourt

Barryscourt

Barryscourt es una típica casa-torre del siglo XV, un pequeño castillo que, durante siglos, fue la residencia de la familia Norman de Barry. Hay pruebas de que este lugar ha sido ocupado durante muchos siglos atrás, y que su historia tiene más de mil años. El primer castillo lo construyó Phillip Barry , allá por el 1202, aunque la actual torre data del siglo XVI.

Si bien fue construida en sus orígenes como una vivienda, la casa-torre, al igual que todas las demás, está bien fortificada, ya que Irlanda es y ha sido un país en el que la mayoría de las grandes familias participaban en algún que otro conflicto de intereses.

Si nos fijamos en las ventanas de Barryscourt, nos damos cuenta que la defensa de la torre es una de las consideraciones más importantes que llevaron a cabo para construirla. En las plantas inferiores son muy pequeñas, objetivos difíciles de atacar para cualquiera, pero ideal para los defensores de la torre de defenderla por dentro. Sólo en las plantas tercera y cuarta hay ventanas grandes, y las habitaciones son mucho más agradables y espaciosas por dentro.

Sin embargo, Barryscourt difiere un poco de las demás casas-torre en algunos aspectos. Uno de ellos es por su patio, protegido por altos muros de gran espesor, con torreones defensivos en las esquinas. Además, hay una pequeña capilla, característica inusual en las construcciones de este tipo.

Estas características no comunes en otras casas-torre hablan de la riqueza y el poder de la familia que la construyó. Los Barrys llegaron a Irlanda desde Gales en 1185. El rey Juan de Inglaterra les dio grandes extensiones de terreno al este de Cork, adquiriendo más tarde el título de Condes de Barrymore. Mientras vivieron en Barryscourt, la familia construyó un pabellón de caza en la Isla de Fota, mientras que en 1824 edificaron Fota House, a donde se trasladaron tras abandonar Barryscourt.

Tras ser abandonada, la casa-torre comenzó a perder su buen estado, y en 1980 se hallaba en un estado lamentable. Gracias a la dedicación del gobierno irlandés y numerosos particulares, la han convertido en lo que es ahora

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top