- Sobre Irlanda - https://sobreirlanda.com -

El castillo de Malahide

En el condado de Dublín, tan solo a unos 13 km al norte de la capital, se levanta el Malahide Castle, mitad fortaleza mitad mansión señorial, en un parque de algo más de 100 Ha de verde césped y árboles. Hasta hace relativamente poco, 1973, estuvo ocupado por la familia Talbot, que vivió en él desde el siglo XII.

Construido en época normanda, fue posteriormente sufriendo reformas y añadidos, de modo que hoy es una mezcla de diversos estilos arquitectónicos. Su interior es lo más interesante, pues es muestra de una parte de la historia de Irlanda. Incluye interesantes muebles de época y numerosos retratos, muchos de ellos procedentes de la National Gallery of Ireland.

Incluye el Great Hall, un elegante salón medieval con una puertecita, por la que se dice que entraba y salía Puck, el fantasma del castillo, porque, ¿qué castillo que se precie no tiene un fantasma? Este es un pequeño ejemplo de cómo en la Isla Esmeralda es muy difícil desligar historia de leyenda.

Otra de las historias de este salón es que en él se sentaron a desayunar juntos catorce miembros de la familia para nunca volver a hacerlo, porque todos murieron en la Batalla del Boyne ese mismo día de 1690.

Después de ver el castillo y pasear por sus evocadores jardines todavía quedan cosas por ver. Podéis acercaros al pueblo de Malahide enclavado en la orilla del mar o bien quedaros en el recinto y visitar el Tara’s Palace Museum of Childhood donde encontraréis una exposición de casitas de muñecas, pero que son verdaderas obras de arte. En concreto son reproducciones de tres mansiones irlandesas del siglo XVIII: Leinster House, Castletown House y Carton House.

También se puede visitar el Fry Model Railway, un museo que recoge una colección única de miniaturas hechas a mano de trenes irlandeses desde el principio de este transporte hasta los tiempos modernos.

– Información práctica:

– Artículos relacionados:

Foto Vía: mirayvuela.com