El Dublín de James Joyce

James Joyce

James Joyce es quizás el escritor más importante de Irlanda. Nació en Dublín en 1822 y ha sido reconocido como uno de los escritores más influyentes del siglo XIX. Su obra maestra, el Ulises, ha sido aclamada como la novela británica más importante de la historia de la literatura. Muchos de los hitos de James Joyce pueden verse hoy en día.

James Joyce estaba fascinado con su Dublín. Él mismo comentaba que le interesaban más las calles de Dublín que los enigmas del universo. Las novelas de Joyce ambientan el Dublín de su niñez. El Ulises fue prohibido en Gran Bretaña y Estados Unidos durante la década de 1920, y se quemó la primera edición de Los Dublineses.

A pesar de que Joyce dejó Dublín y se instaló en Suiza y París, siempre estuvo pendiente de su ciudad natal en busca de motivos para inspirarse. En el Ulises se palpa el color y el tono de Dublín, el monótono pero brillante ambiente de la capital irlandesa, sus bares y su sociedad.

La Torre Martello, en Sandycove, se ha convertido en una atracción para los turistas interesados en todo lo que tenga que ver con James Joyce. Fue construida en 1804 como defensa contra la invasión napoleónica. El primer capítulo del Ulises tiene lugar precisamente en esta torre, con sus dos protagonistas, Stephen Dedalus y Buck Mulligan, como inquilinos.

Joyce se trasladó a la torre el 9 de septiembre de 1904 con Oliver Saint John Gogarty y Samuel Chenevix. Sólo se quedó en la torre seis días. La torre se convirtió en el Joyce Tower Museum en 1962, y fue inaugurado por la editorial Ulises, que se creó en París en 1922. El museo está dedicado a la vida y obra de James Joyce, con cartas, fotografías y ediciones curiosas de sus libros. El museo abre de abril a septiembre.

Dublín tiene su propio Centro James Joyce, con exposiciones, talleres de lectura, conferencias y rutas a pie por Dublín siguiendo los pasos del escritor irlandés. Los turistas pueden así rastrear muchos de los lugares cercanos a Joyce, mencionados en sus libros.

El pub Davy Byrne es una de las atracciones favoritas de estas rutas. Se sitúa en el número 21 de Duke Street, y es donde el protagonista del Ulises se detenía a comer su sandwich de queso y un vino. El centro también cuenta con una biblioteca dedicada a la obra de Joyce.

Lee también:

Tras los pasos del Ulises de James Joyce

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top