Los irlandeses, el corazon de Irlanda

El corazon de Irlanda es su gente

En mis viajes a Irlanda siempre descubro algo maravilloso: el verdadero corazón de Irlanda es su gente. Ningún país puede jactarse de tener tanta vitalidad ni tanta hospitalidad como el irlandés. En los pueblos pequeños, sobre todo, sus habitantes tienen muchas historias que contar. En cualquier bar se pueden poner a cantar canciones tradicionales para animar a los turistas y mostrarles así la cultura irlandesa.

No recuerdo mejores momentos en Irlanda que a la hora de entrar en un pub. En cualquier lugar de la tierra, entrar en un bar es sinónimo de tomarte una cerveza o una copa simplemente. En Irlanda no. En Irlanda la gente se pone a bailar, a cantar, o simplemente a contar historias en voz alta, como si estuviéramos en una gran mesa todos juntos.

Y es que los irlandeses están muy apegados a sus tradiciones, a sus costumbres. Les encanta por ello mostrárselas a todo aquel que viene. En el siglo XIX, los británicos tenían al pueblo irlandés un poco maniatado. No podían expresarse en su lengua, no podían practicar su propia religión. Pero eso no impidió que guardaran celosamente en sus corazones la historia de Irlanda en sus canciones, en sus leyendas.

Es por lo que os digo que el corazón de Irlanda es su gente. El amor que sienten por su país es tan fuerte que se siente en cualquier mínima cosa que hacen. Esta es una más de las razones por las que me encanta Irlanda, por las que siento tanta admiración por el pueblo irlandés y sus gentes. La belleza infinita de este país no sólo se queda en sus paisajes impresionantes, sus acantilados y monumentos.

Canciones, historias, leyendas… El corazón de Irlanda late al ritmo de la voz de los irlandeses. No dejéis escapar la oportunidad de descubrir la magia que encierra este rincón de los sueños.

Foto Vía Oohsometimes

Tags: , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

Comments RSS

  1. nessita dice:

    Es verdad que el carácter de los irlandeses es así, yo recuerdo cuando viajé allçi y estuve de au-pair con una familia. Me trataron genial y me hicieron sentir una más, además aprendí mucho inglés mientras cuidaba de los niños.
    Aún hoy sigo manteniendo contacto con ellos, y me encantaría repetir mi viaje. Animo a todos desde aquí a que se den una vuelta por Irlanda, cualquier ciudad o pueblecito tiene su encanto, y qué decir de la cerveza!!! :)

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top