Tras los pasos de U2 en Dublín

Bonavox, de donde proviene el nombre de Bono

Probablemente no existe mejor lugar para los amantes de la banda de rock de U2 que seguir sus pasos en Dublín, su ciudad natal. La mayoría de los lugares de Dublín que os vamos a citar se hallan a muy poca distancia unos de otros, y son rincones asociados con la banda de rock.

Desde la escuela donde comenzó a gestarse la idea del grupo, al resplandeciente hotel, propiedad de Bono y The Edge, Dublín es el destino ideal para todos aquellos amantes de U2. Hoy queremos seguir los pasos de esta mítica banda.

Mount Temple Comprehensive School tiene el honor de ser la escuela donde comenzó a tocar U2. Fue aquí, en el otoño de 1976 cuando Larry Mullen, a sus catorce años, puso una nota en el tablón de anuncios de la escuela, en el que se podía leer: «Quiero ganar un montón de dinero con mi batería, ¿alguien cree que se puede hacer lo mismo con una guitarra?». Siete personas respondieron a la nota para crear una banda de rock.

Bonavox, en North Earl Street, es una tienda especializada en audífonos y pilas. Una noche, Paul Hewson y sus compañeros de Lypton Village y Gavin Friday, Guggi, paseaban por O’Connell Street, cuando vieron el cartel de Bonavox. A Paul le vino a la mente las palabras Bono Vox, que significa «buena voz» en latín. Finalmente, Vox se redujo simplemente a Bono. De ahí viene el nombre del líder de la banda.

Clarence Hotel en Dublin

Project Arts Centre, en Essex Street East, es el lugar donde el periodista y amigo de U2, Bill Graham, presentó la banda al productor de cine y música Paul MacGuinness. Fue después de un concierto, en mayo de 1978, y después de varias negociaciones, MacGuiness se convirtió en el manager de la banda.

Windmill Lane Recording Studios es el estudio en el que U2 grabó sus primeros álbumes: Boy, October, y War. Hoy en día, el estudio de grabación ya no está allí, ya que se trasladó a Ringseng Road en 1989. Sin embargo, el recuerdo de U2 sigue existiendo. La pared del antiguo estudio de grabación está cubierta de graffitis, homenajeando a la banda.

Y no os vayáis a pensar que Bono no tiene también intereses económicos. El elegante Clarence Hotel es propiedad de Bono desde 1992. El grupo ha tocado muchas veces desde la terraza del alojamiento, como por ejemplo en septiembre del 2000. El hotel dispone de restaurante y bar, un lugar ideal para alojarse todos aquellos amantes de U2.

Estos son sólo algunos de los lugares en Dublín relacionados con la mítica banda de rock. Otra más de las excusas para viajar a Dublín.

Foto 1 Vía Flickr

Foto 2 Vía Igougo

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

1 comentario

  1. El Bambi dice:

    Cuando estuve en Dublin, allá por el 98, fui a bailar a un boliche que decían que pertenecía a Bono y se llamaba «The Kitchen». ¿Saben si sigue existiendo y si efectivamente era del lider de U2?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top