- Sobre Irlanda - https://sobreirlanda.com -

Los pubs, una salida tipica en Irlanda

Si viajas a Irlanda, ya sea por trabajo o por placer, no debes pasar la oportunidad de conocer uno de sus elementos más populares: los pubs. Por todos es conocido el gusto que tienen los británicos en general por el alcohol, tanto que se lleva a un punto en el que estos locales no sólo sirven para beber, sino que se convierten en una parte esencial de su modo de vida.

A los irlandeses les gusta decir que cuando van al pub es como si estuvieran en casa. Se convierten en locales propicios para hablar con los amigos, conocer a nueva gente o, incluso, involucrarse en la propia sociedad irlandesa. Cualquiera que los oiga podría pensar que el beber es una disculpa, pero no os engañéis, lo de consumir una cerveza tras otra también se les da bien y a la vista está por el tamaño de las pintas.

Eso y los numerosos pubs que salpican las calles de las localidades irlandesas. Las grandes ciudades cuentan con zonas rebosantes de este tipo de establecimientos, como ocurre en Dublín con la zona de Temple Bar. Sin embargo, si queréis empaparos del verdadero ambiente de un pub irlandés lo más recomendable es visitar uno de estos locales que están ubicados en los pequeños pueblos. Lejos de los destinos turísticos los vecinos del lugar os acogerán como si fuerais de allí y entablareis conversaciones de lo más interesante. Y es que, como a ellos les gusta decir, los pubs son un lugar en el que interrelacionarse.

Pero se pueden hacer más cosas que conversar con los irlandeses como, por ejemplo, probar alguna de las diferentes variedades de cerveza que hay en el país. Dada la importante producción que tienen en Irlanda existen pequeñas empresas locales dedicadas a elaborar cerveza y distribuirla por los comercios y pubs de su entorno, por lo que si tenéis la posibilidad de probar alguna es más que recomendable.

Aún así irse de Irlanda sin probar la Guiness, su cerveza más conocida, sería poco menos que un pecado. Y un buen lugar para hacerlo es la Guiness Storehouse, que se ha convertido en toda una atracción turística de Dublín de los últimos años. El centro se encuentra ubicado en una antigua fábrica de la marca cervecera, el lugar más adecuado para explicar el proceso que se sigue para conseguir la preciada bebida.

No hay que olvidarse tampoco que buena parte de los pubs irlandeses disponen de una pequeña carta gastronómica. De este modo, al tiempo que se disfruta de unas pintas se puede aprovechar para comer o cenar y, así, se puede degustar una buena comida casera puramente irlandesa. Hay que tener en cuenta que los locales suelen desde las 11 de la mañana hasta las 11 de la noche, con la excepción de los domingos, cuando cierran al mediodía. Tampoco hay que olvidar que, por las noches, algunos pubs cuentan con actuaciones musicales en directo.