Los irlandeses, fans de la comedia

Comedia en Irlanda

A pesar de lo peculiar que suele resultar para muchos la vena cómica británica los irlandeses son conocidos por su gran sentido del humor. El contar chistes se convierte en un arte en la isla verde, técnica que combinan a la perfección con un elegante cinismo. Ambos forman parte de la rutina diaria de los irlandeses, pero también sirve para que entorno a la comedia se organice todo un mundo de posibilidades. Son frecuentes, sobre todo en Dublín, los locales en los que se organizan sesiones de monologuistas por las noches.

Esto ha propiciado que de la isla verde hayan salido importantes humoristas, que se han ganado una reputación internacional. Algunos de los nombres más destacados del humor irlandés actual son Ardal O’Hanlon, Kevin Gildea, Dylan Moran o Ed Byrne. Ellos son la nueva hornada de la comedia, pero antes que ellos hubo otros nombres ilustres, la mayor parte de ellos reconocidos escritores que utilizaron su pluma irónica como nadie. Es el caso de Oscar Wilde, Brendan Behan, George Bernard Shaw, W. B. Yeats.

Y a lo largo de todo el año hay dos momentos que destacan por originar millones de carcajadas. Se trata de la primera semana de junio y la práctica totalidad del mes de septiembre. A principios de verano se celebra el Festival de la Comedia Smithwicks Cat Laughs, en Kilkenny, y tras finalizar la temporada estival se dan cita los aficionados al humor en Dublín, en el Festival de la Comedia Bulmers.

En ambos casos los pequeños locales se convierten en los escenarios por los que diversos cómicos van pasando. Se configuran pequeñas redes de pubs, por lo que las actuaciones se trasladan de uno a otro cada día, de modo que la experiencia es siempre diferente. Si queréis asistir a alguno de estos certámenes lo cierto es que tan sólo os queda la opción del que se celebrará a partir del 6 de septiembre en la capital irlandesa, o esperar a junio del año que viene.

Entorno al Festival de la Comedia Bulmers se organizarán quince sesiones diferentes, cuyos precios oscilan entre los 18 y los 40 euros. Stephen Lynch, Michael Mo Intyre o Rich Hall son algunas de las estrellas del cartel de este año que, a la vista de lo bien que se han ido vendiendo las entradas, conseguirán un lleno absoluto en las actuaciones del próximo mes. Si para entonces estáis en Dublín, merece la pena darse una vuelta por el festival, siempre y cuando entendáis bien el inglés y así comprobar de primera mano si es cierta su afición al humor.

Foto Vía Flickr

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top