Joyas ocultas alrededor de Dublín

Kinsale

Muchos de los turistas que eligen visitar Irlanda deciden ir a Dublín, atraídos por su ambiente animado y su reputación tan brillante. Sin embargo, como todos creo que ya sabéis, hay muchas otras atracciones en Irlanda por ver, secretos realmente maravillosos. Así que no os quedéis simplemente en coger un vuelo y visitar Dublín. Esta es vuestra oportunidad para conocer los secretos mejor guardados de Irlanda.

De todas maneras, muchas de las grandes atracciones de Irlanda empiezan en Dublín. Muchos de los que han tenido la oportunidad de visitar Irlanda os recomendarán lugares como el Castillo de Blarney y el Ring of Kerry. Cada uno de estos lugares tiene sus propios encantos. Pero hay algunos menos conocidos, que bien merecen la pena.

A menos de una hora en coche al sur de Dublín, situado en las montañas de Wicklow, se halla el centro religioso de Glendalough, fundado por Saint Kevin. Con su torre redonda y un paisaje fascinante, Glendalough es uno de los destinos favoritos entre los dublineses, que buscan relajarse durante el fin de semana.

Vale la pena la visita, sobre todo por la sensación de experimentar una ambiente único de tranquilidad, tanto en Glendalough como en los diferentes caminos que serpentean a través de las montañas de Wicklow.

Más al sur tenemos otra joya, pero de una naturaleza totalmente diferente. Se trata del pueblo de Kinsale, no lejos de Cork. Realmente es conocido por ser la capital gastronómica de Irlanda, ya que allí encontraremos sin duda los mejores mariscos del país.

Recorrer el condado de Cork es una experiencia rural muy interesante. Cada uno de estos lugares son de muy fácil acceso desde Dublín. Apenas os llevará una hora en coche.

Foto Vía Tripadvisor

Tags: , , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top