- Sobre Irlanda - https://sobreirlanda.com -

Visitas imprescindibles en el condado de Wicklow

Wicklow es sin duda uno de los condados más pintorescos de Irlanda. Situado a lo largo de la costa este de Irlanda, y a menos de una hora en coche de Dublín, aquí veréis montañas impresionantes, lagos espectaculares y algunas de las playas más bellas de la costa este.

Una visita a Glendalough, situado en las montañas de Wicklow, nos hará pasar un día maravilloso. Si el tiempo es bueno, hay pocos lugares más serenos y hermosos en todo el país. Con su torre medieval de la Ronda y su monasterio, hay un montón de lugares históricos por visitar. Un paseo por los lagos y sus alrededores son una necesidad para los amantes de la naturaleza.

Los autobuses salen a diario en verano desde Dublín y Wicklow hasta Glendalough. Para alojarnos, hay una serie de pensiones, hostales y albergues rurales para quedarnos uno o dos días.

Los amantes de las playas estarán también aquí de enhorabuena, gracias a las muchas playas doradas que se extienden a través de los kilómetros de la costa de Wicklow. Brittas Bay es el tramo más impresionante que podemos visitar. A la playa no se puede ir a través del transporte público, por lo que lo mejor es alquilar un coche durante unos días.

La ciudad de Wicklow es pequeña pero muy animada, base ideal para explorar el resto de la comarca. Tiene un buen hotel, el Grand Hotel, y una serie de pequeños hoteles y pensiones, tanto en la propia ciudad como en las afueras.

Como la mayoría de las ciudades irlandesas, cuenta con numerosos pubs, que en los últimos años se han convertido en gastropubs, que ofrecen sabrosos aperitivios y buenas comidas. Hay también muy buenos restaurantes, que nos servirán para reponer fuerzas después de un día en las montañas de Wicklow.

A las afueras de Wicklow hay un pequeño pueblo que se llama Ashford, donde encontraréis los Jardines de Mount Usher, una zona ajardinada que son una delicia para pasear en cualquier época del año. El jardín está repleto de tiendas y cafés donde se vende de todo, desde teteras hasta sillas de montar.

Los autobuses salen regularmente desde Wicklow, y en cinco minutos están en los jardines. Aseguraros de preguntarle antes al conductor dónde os tenéis que bajar.

Por último, ninguna visita a Wicklow estaría completa sin pasarnos por el pub de Johnnie Fox. Ubicado en el pintoresco pueblo de Glencullen, en las montañas de Wicklow, es uno de los pubs más famosos de toda Irlanda. Allí veréis sesiones de música tradicional y bailes populares irlandeses. Por desgracia, no está muy bien comunicado por transporte público, aunque, si podéis llegar en coche, bien merece la pena.

Foto 1 Vía Tripadvisor

Foto 2 Vía Flickr