Visitas imprescindibles en el condado de Galway

Leenane

Castillos en ruinas y ovejas repartidas entre escarpadas colinas verdes y playas de arena. El condado de Galway es un lugar de vacaciones ideal para los amantes de la belleza natural y las reliquias históricas. Galway se puede recorrer en coche y un buen mapa de sus lugares históricos, que se puede obtener en cualquier oficina de turismo.

Escoger un lugar pintoresco o dos para pasar la noche, en cualquier lugar cerca del mar, y luego marcharemos por la costa, parando el coche en cualquiera de los lugares históricos que aparecen en el mapa, visitando también la ciudad de Galway, la segunda más grande de Irlanda.

El condado de Galway se halla en la provincia occidental de Connacht, uno de los límites finales de Irlanda. Fue el último refugio de los campesinos irlandeses que fueron desplazados forzosamente de sus tierras con el lema «al infierno o a Connacht».

El área conocida como Connemara describe todos los campos entre el Lago Corrib y el océano atlántico. En el norte del condado de Galway se halla Killary Harbor, el único fiordo de Irlanda, flanqueado por colinas impresionantes. Cerca de aquí se halla Leenane, un pequeño pueblo irlandés, con casitas de colores. Sus habitantes hablan gaélico.

Más al sur tenemos Kylemore Abbey, que conserva un castillo y unos jardines, hogar de las monjas benedictinas desde 1920. Siguiendo hacia el sur, en la llamada Sky Road, tendremos excelentes vistas de las costas, las colinas verdes y las casitas blancas cubiertas de niebla. Desde allí cerca tenéis la oportunidad de contemplar la romántica panorámica de las ruinas del Castillo de Clifden, cubierto de hiedra.

Como ya comentamos, Galway es la segunda ciudad más grande de Irlanda. Pasear por sus calles empedradas, visitando sus tiendas. Cuenta con una escena musical muy conocida, así que enteraros bien dónde tocan las bandas tradicionales de música irlandesa. En vuestro alojamiento en Galway seguramente os dirán qué bares visitar. A poca distancia en coche se halla el Lago de Carrib, el más grande de Irlanda.

Las Islas Aran son imprescindibles de visitar si queréis conocer el estilo de vida tradicional irlandés. Estas tres islas están aún pobladas por irlandeses de habla gaélica. La isla más grande es la de Inishmore, construida en el borde de un acantilado. Planificar bien vuestro viaje ya que sólo hay tres ferrys al día desde Rossaveal, a una hora en coche desde el centro de Galway. Una vez allí podéis reservar bicicletas por 10 euros, y visitar la isla por vosotros mismos.

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top