Irlanda, un importante destino gastronómico

Gastronomia irlandesa

Irlanda se ha convertido en un referente culinario en los últimos años. Atrás ha quedado ya la exquisitez francesa y el mundo de la cocina se ha abierto a nuevos países, siendo la Isla Verde uno de los grandes beneficiados por este cambio en los gustos de la gente.

Actualmente en Irlanda pueden encontrarse excelentes restaurantes, reconocidas escuelas de gastronomía, sin olvidar con que cuentan productos naturales de gran calidad. Todo esto, una vez combinado, hace que la isla sea uno de los destinos gastronómicos favoritos de Europa.

Si cogéis vuelos a este país, por una u otra razón, es más que recomendable que dediquéis parte de vuestro tiempo a descubrir las delicias gastronómicas que os puede ofrecer una buena mesa irlandesa. Para empezar deciros que la base de una buena comida son sus productos y en Irlanda pueden presumir de tener casi de todo, y de la primera calidad.

Su costa les ofrece los mejores pescados y mariscos, sus praderas unas ricas carnes y el tiempo favorece una huerta y unos frutales que son la envidia de otros países. Así, no es de extrañar que una de las señas de identidad de la comida irlandesa sea lo cosmopolita que puede resultar a veces. Puedes probar prácticamente de todo.

Las grandes ciudades ofrecen la mayor concentración de restaurantes, mercados, tiendas de especialidades y cafeterías, pero para disfrutar de una buena comida no es preciso limitarse a las urbes, sino que pueden encontrarse excelentes propuestas en remotos rincones campestres, cuyos pequeños locales o mercadillos desbordan encantos por sus cuatro costados. Aún así, Cork es sin duda, la capital gastronómica del país, ya que en ella no sólo se aglutinan excelentes restaurantes y mercadillos, sino también importantes escuelas de las que saldrán los cocineros del mañana.

En las localidades más pequeñas suelen organizarse festivales gastronómicos a lo largo del año que se convierten en un foco de atracción de visitantes que aprovechan para viajar aquí. Podemos destacar la Feria gastronómica de Listowel, el Festival gastronómico de Kinsale, el Festival de las ostras de Hillsborough, el de Clarenbridge o el de Galway o el Festival de los mejillones de Bantry. No os engañéis, porque no sólo de productos del mar vive la cocina irlandesa.

No podemos olvidar que el país produce también cordero, carne vacuna y porcina de óptima calidad. Las especialidades nacionales son la morcilla, el queso de granja, el pan de soda y, por supuesto, la cerveza Guinness, sin desmerecer al whisky.

Foto Vía Flickr

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR
Top