Antrim, mucho más que Belfast

Antrim

A nadie le cabe duda alguna sobre la supremacía de Belfast sobre Irlanda del Norte. Como capital del país que es concentra buena parte de los típicos sitios de interés para todo aquel que se acerca a este rincón de la Isla Verde para disfrutar de unas vacaciones. Pero no es aconsejable centrarse únicamente en Belfast, sino ir más allá de las fronteras de la ciudad. Para el viaje de hoy tampoco habrá falta de ir muy lejos, hasta Antrim, el condado al que pertenece Belfast.

Con sólo alejarse unos kilómetros de la ciudad, se puede empezar a disfrutar de las muchas posibilidades que nos ofrece la Irlanda más rural. La línea nacional de autobuses une Belfast con diversos puntos del condado, por lo que resulta fácil acercarse desde allí a la capital de Irlanda del Norte. Es por ello que puede merecer la pena buscar en Antrim un hotel en el que alojarse y aprovechar del ambiente más relajado que ofrece.

Y es que una de las mejores formas de definir Antrim es con unas pocas palabras: naturaleza en estado salvaje. Uno de los elementos por los que más conocida es esta zona es por su costa, llena de abruptos acantilados y el fuerte temporal que sacude el litoral. No en vano allí se encuentra la calzada de los gigantes, que según cuenta la leyenda recorrían estas enormes criaturas pasando de Escocia a Irlanda. A estas alturas ya os habréis imaginado que son innumerables las rutas que pueden hacerse en Antrim para disfrutar del paisaje, como la de la bahía de Brown, en Islandmagee, donde encontraréis una preciosa playa entre colinas; o la de las cañadas, una de las imágenes más bonitas del condado.

Antrim cuenta con mucha historia a sus espaldas, y parte de ella aún puede verse hoy en día gracias a que se mantienen en pie algunos de los edificios más representativos. Es el caso del Castillo Carrickfergus, del que se tiene conocimiento que ya existía en el siglo XIII; o el de Dunluce, del siglo XVI, y que en su interior alberga una bella cueva marítima;o el de Antrim Stormont, que con algo menos de dos siglos es actualmente sede del Ministerio del Interior.

Las amplias praderas de Antrim han permitido, además, que allí se concentren algunos de los más importantes campos de golf del país, así como el primer hipódromo de Irlanda. Se trata del Down Royal Racecourse, que data de 1685 y que aún celebra una docena de carreras cada año. Los deportes acuáticos también tienen lugar en Antrim, gracias a su privilegiada situación geográfica. Y si queréis algo más relajado, nada como perderse entre las calles, restaurantes y pubs del centro.

Foto Vía Flickr

Tags: , , , ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top