Los Gallowglass, mercenarios nativos de Irlanda

Gallowglass

Gallowglass deriva su nombre de la palabra gaélica Gall Gaeil, que significa extranjeros de Gaels. Se trataban de una élite de guerreros mercenarios que se originaron con los clanes gaélicos que vivían en las islas del oeste y las Highlands de Escocia. Sirvieron sobre todo a los lores de Irlanda bien temprano, desde 1259. Se cree que, en 1512, había unos sesenta grupos de gallowglass operando en todo el país bajo el control de la nobleza.

Inicialmente eran mercenarios, pero con el paso del tiempo se fueron asentando, hasta llegar a sus tropas nativos irlandeses. Sus armas preferidas eran el hacha y la espada. Llevaban cotas de mallas y cascos de hierro. Un gallowglass solía ir acompañado de dos escuderos, que llevaban las lanzas y otros objetos. Comenzaron a llegar a Irlanda en gran número para defender a Irlanda contra la invasión anglo-normanda.

En primavera no se dedicaban a luchar, sino que araban sus campos, sembraban las semillas, y luego cogían sus armas y armaduras y se dirigían a las grandes ciudades irlandesas para ofrecer sus servicios al mejor postor. Cuando concluía la temporada de verano, es decir, cuando ya no había más guerras, recogían el dinero y volvían a casa para recoger su propia cosecha. Con el tiempo comenzaron a obtener tierras por los servicios prestados.

Durante la escalada militar en los conflictos del siglo XVI, los gallowglass se unieron a otro grupo de mercenarios nativos irlandeses, conocidos como los Bunadha, y a otro grupo de mercenarios escoceses, los Redshank. A pesar de la aparición de las armas de fuego, los gallowglass continuaron funcionando hasta bien entrado el siglo XVII.

Los nombres de los clanes a los que ofrecieron sus servicios continúan vigentes hoy en día en Irlanda. Entre ellos, los más conocidos son los Gallogly, MacCabe, MacDonnell, MacDonald, MacDowell, MacRory, Sheehy y MacSweeney. Siguen formando parte importante de la historia de Irlanda, y resulta una de las curiosidades históricas más interesantes de la isla esmeralda.

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top