Mansiones del Dublín del siglo XVIII

Leinster House

Dublín en el siglo XVIII fue una ciudad de gran esplendor. Paseando por sus calles podemos ver esa actitud victoriana de muchos de sus edificios, elegantes, sobrios, en donde parece que vivió la alta cuna y nobleza de la capital irlandesa. Hoy nos queremos detener en tres de esas mansiones, auténticos palacetes que, a buen seguro, se llevarán más de una fotografía por vuestra parte.

– Charlemont House

Esta mansión se halla en Parnell Square, y fue la residencia privada de los condes de Charlemont hasta mediados del siglo XIX. Fue construida entre 1762 y 1765 por James Caulfeild, el primer conde de Charlemont. El edificio tiene tres plantas, y en du día se consideró una de las mejores mansiones de Dublín. El conde que la construyó era un mecenas de las artes y las letras, de ahí el buen gusto de la casa.

En su interior contaba con una gran colección de libros, que hoy se ubican en tres suntuosas bibliotecas. En 1876, la casa se vendió al gobierno y se convirtió en el Registro General de Irlanda y las oficinas del censo. En 1927 pasó a ser una galería de arte moderno, y dio cabida a la colección Hugh Lane.

– Powerscourt House

Esta mansión se sitúa en South William Street, y fue construida en 1771 como residencia de Richard Wingfield, Vizconde de Powerscourt. Tiene magníficas yeserías en la sala de recepción, y cuenta con un magnífico vestíbulo y una impresionante escalera. La mansión fue vendida al gobierno en 1807, y de 1811 a 1832 albergó la Casa de la Moneda de Dublín.

– Leinster House

Esta casa se sitúa en Kildare Street, y se construyó entre 1745 y 1748, como residencia privada de James Fitzgerald, Conde de Kildare, y que más tarde, en 1766, se convirtió en Duque de Leinster. En su momento se consideró el edificio privado más elegante y señorial de la ciudad, y fue la primera de las tres grandes casas que se construyeron al sur del Liffey.

En 1814, la casa fue adquirida por la Royal Dublin Society, para hacerla su sede. Las colecciones de este organismo dieron lugar a la Biblioteca Nacional y el Museo Nacional. El Parlamento irlandés se trasladó a Leinster House en 1922, y la Royal Dublin Society se trasladó a Ballsbridge. El senado se reúne en el salón del siglo XVIII, y el parlamento en la sala de conferencias, construida en el siglo XIX.

Foto Vía Cormack13

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top