Estancia fantasmal en un castillo irlandés

Culloden

Si vais a viajar a Irlanda y queréis tener una experiencia diferente hoy os vamos a sugerir una que no deja de ser bastante peculiar. ¿Qué os parecería dormir en un castillo encantado?

No tenéis que hacer el petate y extender el saco de dormir en un destartalado edificio después de haber saltado las medidas de seguridad, sino que se trata de algo mucho más fácil y, para que negarlo, bastante más cómodo. Ya se sabe que en los últimos años han aparecido todo tipo de opciones de alojamiento y viaje en función de las aficiones de cada uno.

Una de las que más de moda está es la de estancias en castillos encantados. Y hablando de Irlanda, os imaginaréis que lo que son castillos es algo de lo que van sobrados, vamos que hay muchos entre los que escoger para reconvertir en alojamientos. Numerosos de ellos se han transformado en los últimos años en hoteles. Uno de ellos es el Culloden, de la cadena Hastings Hotel.

Actualmente los responsables de este establecimiento ofertan, además de clásicas estancias, un pack especial conocido como fantasmal. Y es que el aspecto más llamativo del mismo es el hecho de que viene incluido un recorrido por las habitaciones en las que, según cuenta la leyenda, hay algún tipo de espíritus que se dedican a hacer de las suyas y asustar a los huéspedes.

Para que no pasen más miedo del debido los que contraten este servicio no han de dormir en esa habitación, sino en otra en la que poder descansar durante las dos noches que dura el programa.

Asimismo, se incluye el desayuno de las dos jornadas, el típico desayuno británico, y la cena de la primera noche de estancia. De ese modo se puede complementar el pack fantasmal con una visita a Belfast o a otras localidades cercanas de Irlanda del Norte. Uno de los aspectos positivos de este programa es que se puede disfrutar de el todos los días de la semana, salvo algunas excepciones, como es el fin de semana de San Patricio.

El precio del programa fantasmal es de 150 euros por habitación y por persona. Además, si queréis disfrutar de una experiencia especial se pueden alquilar una serie de extras como regalos de bienvenida, ramos de flores o botellas de vino y champán. Y es que una velada romántica no tiene que estar reñida con vivir una experiencia paranormal con viejos fantasmas.

Tags: ,

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top