Viajar a Irlanda y alojarse en un faro

Faro en Irlanda

¿Estáis pensando en viajar a Irlanda y hacer algo distinto? ¿Queréis viajar a la Isla Esmeralda pero sin hacer el típico turismo de ciudad o rural que practica la mayoría de la gente? Pues hoy os traemos una sugerencia, luego es cosa vuestra decidir seguir nuestro consejo o no, pero ahí quedará.

Os aseguramos que la idea propuesta suena realmente bien, especialmente si pensamos en los próximos meses de verano, cuando el calor empiece a dejarse sentir. Así que: ¿qué os parecería pasar unos días en un faro?

No me digáis que cuanto menos, no es una iniciativa diferente a lo que estamos acostumbrados. Y es que se trata de auténticos faros que, en su día ayudaron a los marineros a orientarse cuando se acercaban a las costas irlandesas pero que acabaron siendo abandonados. Buena parte de ellos fueron adquiridos por The Irish Landmark Trust, una entidad pública que se dedica al mantenimiento y conservación de emblemáticos edificios.

Para ello precisa de un presupuesto más que holgado algo que consigue gracias a las donaciones de particulares, así como el arrendamiento de estos inmuebles que, en el caso de los faros, no se puede decir que sea precisamente caro. Y es que hay que tener en cuenta que estos inmuebles son grandes, tienen capacidad para unas cinco o seis personas.

Las estancias en los faros no se hacen por días, sino por fines de semana, medias semanas o semanas completas. En el último de los casos el presupuesto puede rondar las 600 libras, pero hay que tener en cuenta que lo ideal es ir en grupo, no en pareja, para sacarle el máximo rendimiento al alojamiento.

Una de las cosas que se han de tener en cuenta a la hora de alquilar un faro es que no suele ser fácil llegar a ellos, eso no quiere decir que las carreteras de acceso sean malas o presenten alguna problemática, sino que no suele existir un transporte público que os deje cerca. Las localidades más cercanas suelen estar a unas cuantas millas del faro, por lo que resulta más que recomendable alquilar un vehículo para los días que vayáis a estar en ese alojamiento.

Y es que hay que tener en cuenta que, una vez allí, vais a necesitar moveros a otras localidades, aunque simplemente sea para hacer la compra. Dada su ubicación los faros suelen ser, por lo general, buenos alojamientos para quienes quieran practicar el golf, ya que suelen estar cerca de los campos; o realizar senderismo.

Tags:

Imprimir


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top